HUBO ESPIONAJE EN CAMPAÑA DE TRUMP: SECRETARIO DE JUSTICIA

El secretario de Justicia de Estados Unidos William Barr piensa que ‘hubo espionaje’ en la campaña presidencial de Donald Trump, insinuando el miércoles que los inicios de la investigación de Rusia pudieran haber sido mal manejados.

Barr buscaba alinearse con el mandatario en momentos en que la independencia del secretario está bajo la lupa.

Compareciendo en un panel del Senado, el secretario no precisó qué ‘espionaje’ habría ocurrido. Más adelante en la audiencia dijo que no estaba seguro de que hubieran sido vigilados, pero quería asegurarse de que se respetaron los procedimientos adecuados. Aún así, sus comentarios le dan argumentos a Trump y sus partidarios, que dicen que su campaña fue espiada injustamente por el FBI.

Barr declaró por segundo día en una audiencia presupuestaria ante el Congreso que estuvo plagada de preguntas sobre la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre Rusia. El funcionario dijo que espera dar a conocer una versión editada del reporte de Mueller la semana próxima. Los demócratas han expresado reiteradamente temores de que su versión ocultará violaciones cometidas por el presidente.

Barr, que fue nominado para el puesto por Trump hace cuatro meses, fue interrogado sobre espionaje por el senador Jerry Moran. Dijo que aunque no tenía evidencia específica, “tengo dudas sobre el asunto”.

“Pienso que espiar una campaña política es algo serio”, dijo Barr.

A una pregunta de la demócrata Jeanne Shaheen de si él creía que hubo espionaje contra la campaña, Barr dijo: “Sí, pienso que hubo espionaje. La cuestión es si estuvo legalmente justificado”.

Barr dijo que está revisando las acciones de su departamento en la investigación de Trump. El inspector general del Departamento de Justicia investiga por su lado los días iniciales de la pesquisa de Rusia, algo que Barr espera concluya en mayo o junio.

“Siento que tengo la obligación de asegurarme de que no se abusó del poder del gobierno”, dijo.

La referencia de Barr a ‘espionaje’ puede aludir a una orden de monitoreo secreto que el FBI obtuvo en el 2016 para vigilar las comunicaciones del ex asistente de campaña de Trump, Carter Page, quien no ha sido acusado y ha negado ser espía ruso. Esa orden judicial incluyó una referencia a investigaciones realizadas por un ex espía británico que fue financiado por demócratas para examinar los lazos de Trump con Rusia.

Críticos de la investigación rusa dicen que la orden contra Page no estaba justificada y han aprovechado además comentarios críticos hacia Trump hechos por uno de los principales agentes en la pesquisa de si la campaña se había coludido con Moscú.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *