PROMUEVEN AMPARO CONTRA SENTENCIA DEL PADRE ARISTEO BACA

Una Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia confirmó este jueves la sentencia condenatoria de 34 años y cinco meses en contra del sacerdote Aristeo Baca Baca, acusado de los delitos de violación agravada y abuso sexual agravado en contra de una menor de edad, informó la titular de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM), Wendy Chávez Villanueva.

Maclovio Murillo, abogado defensor de Baca Baca anunció que este mismo jueves 26 de mayo promovió la demanda de amparo contra la confirmación de la sentencia dictada en el juicio oral número 43/2022 y solicitó que sea radicado al Tribunal Colegiado del Décimo Séptimo Circuito, con sede en esta ciudad.

Además, solicitó la suspensión de la ejecución de penas impuestas y que el acusado continúe en prisión preventiva domiciliaria hasta que se resuelva el fondo del juicio de amparo.

“Esto apenas va a empezar. Con un Tribunal Colegiado de Circuito, con tres juzgadores federales imparciales, porque no hemos encontrado la imparcialidad, la Sala Colegiada actuó con parcialidad absoluta hacia la Fiscalía”, sostuvo Maclovio Murillo.

Yadira Cortés, vocera de la Red Mesa de Mujeres, sin lograr evitar su emoción ante el fallo judicial, dijo que esta sentencia es un mensaje poderoso para las víctimas que confiaron en la FEM para denunciar a sus agresores sexuales.

“Esta sentencia genera muchas cosas, confianza en los procesos jurídicos, confianza de las víctimas y que vean que si denuncian puede tener justicia ante agresores de mucho poder y es muy bueno que se mande ese mensaje a la ciudadanía”, consideró.

María Elena Ramos, directora del Grupo Compañeros, opinó que por fin llegó la justicia tan reclamada. “Más vale tarde que nunca”, dijo.

Las organizaciones de la sociedad civil que apoyan a la menor y su familia organizan una conferencia de prensa en torno a esta primera resolución judicial contra un sacerdote en esta ciudad.

La Diócesis de Ciudad Juárez ayer declinó emitir un posicionamiento oficial.

La resolución, con el toca penal C-72/2022, contra el que fue párroco en la iglesia Santa María de la Montaña se obtuvo ayer después del mediodía, dijo la titular de la FEM.

La Sala Colegiada de Apelación estuvo conformada por los magistrados Marco Tulio Cano Corral, Judith Ávila Burciaga y Carlos Alberto Martínez Beltrán, de la primera, segunda y cuarta salas penales regionales del Tribunal Superior de Justicia, respectivamente.

Los magistrados revisaron la sentencia dictada por el tribunal de enjuiciamiento integrado por los jueces Carlos Rodríguez García, Florina Coronado Burciaga y Arnulfo Arellanes Hernández, el 22 de febrero de 2021, en el juicio oral 43/2020 y confirmaron la penalidad de 34 años y cinco meses de cárcel.

Sin embargo, el acusado permanece en prisión preventiva domiciliaria, a petición de la defensa legal.

Como se informó, luego de 15 días de juicio oral, el tribunal determinó que el cura era culpable del delito de violación agravada que se cometió en dos ocasiones, a fines de diciembre de 2015 y el 28 de enero de 2018, y el abuso sexual agravado ocurrió en septiembre de 2016, todos ellos en la casa parroquial.

La víctima participaba como monaguilla en la parroquia del padre Aristeo, ubicada en la colonia Santa María, y sus padres eran los tesoreros de la misma, además de que eran parte de la sacristía, trascendió en el juicio.

La agente del Ministerio Público, Consuelo Iveth Arredondo Serna, durante sus alegatos de clausura retomó la narración de la víctima, quien dijo que los agravios iniciaron a fines de 2015, cuando el cura la sentó en sus piernas y le introdujo los dedos. Otro de los eventos mencionados ocurrió en septiembre del 2016, cuando le hizo tocamientos mientras veían una película en la casa parroquial.

El último ataque mencionado fue en enero de 2018, antes de la misa dominical de las 8:00 de la mañana, cuando la víctima narró que nuevamente le introdujo los dedos, además de que dos veces la llevó por un helado junto con los niños de la casa hogar y después de ahí la llevaba a la casa parroquial.

En aquella ocasión el abogado del sacerdote destacó que la versión de la menor no era creíble y que sus padres la hicieron declarar una vez que se les quitó su responsabilidad como tesoreros ante la sospecha de que había faltantes en el dinero.

Para el abogado Maclovio Murillo, quien renunció a su cargo como secretario del Ayuntamiento para asumir la defensa del sacerdote acusado de violación y abuso sexual, dijo que en los próximos días ampliará la demanda del juicio de amparo para hacer valer varios argumentos.

“Se violó el debido proceso y reglas esenciales de la valoración de la prueba de violación y el principio de presunción de inocencia y eso lo vamos a demostrar ante el Tribunal Colegiado.

Dijo que el sacerdote se encuentra en shock ante la noticia que no esperaba.

“Recibió la noticia y está muy triste, es un golpe muy fuerte para él porque teníamos la esperanza de que la Sala Colegiada de Apelación rectificara y por lo menos anulara el juicio que fue llevado con un sinnúmero de errores, confiábamos en que se iba a reponer el procedimiento; había motivos para revocar la sentencia y absolverlo”, aseguró el abogado que encabezó la defensa legal del párroco.

El primer fallo condenatorio emitido por un Tribunal de Enjuiciamiento fue emitido el 22 de febrero del 2021, sin embargo, la defensa legal encabezada por el abogado Maclovio Murillo se inconformó ante una Sala Colegiada de Apelación que ayer ratificó la sentencia.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.