AUMENTA TASA DE SUICIDIOS EN CHIHUAHUA

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el estado de Chihuahua presenta la mayor tasa de fallecimientos por lesiones autoinfligidas (suicidio), a nivel nacional, y un incremento de 3 puntos porcentuales entre 2020 y 2022, al pasar de 10.9 a 14.0 muertes por cada 100,000 habitantes.

La tasa actual de suicidios en la entidad, supera además la tasa a nivel nacional, que es de 6.2 muertes por cada 100 mil habitantes.

En segundo sitio está el grupo de 30 a 34 años con 18 por ciento, y el de 35 a 42 años con un 17.5 por ciento, en tanto que el resto se establece en otras edades.

Después de Chihuahua, Aguascalientes se encuentra con una tasa del 11.1 y Yucatán ocupa el tercer lugar con 10.2 casos por 100 mil habitantes.

De acuerdo al Sector Salud, la mayor parte de las personas que se suicidan, muestran dos o más de señales de alerta que se consideran “focos rojos” y que se presentan meses antes de la acción suicida.

Algunos signos de alerta son comentarios sobre deseo de morir, que aún son tomados como chantaje emocional por las familias, o bien, ignorados, por pensar que la persona trata de llamar la atención.

Otras personas comienzan a despedirse de sus seres cercanos, algunos piden perdón por algo que hayan hecho en contra de alguien.

Además, se estima que en el país, la mitad de la gente que se suicida se encuentra drogada en el momento de su muerte y este riesgo se incrementa al 80 por ciento entre los adolescentes y adultos jóvenes de menos de 25 años de edad, por lo que es vital estar al pendiente de la población infantil, adolescente y joven, para detectar cualquier signo de alerta.

“Jóvenes, los más afectados”

El reporte “Hablemos del suicidio”, elaborado por la Secretaría de Salud Federal, muestra que el grupo de edad donde se han presentado más suicidios consumados en los últimos cinco años es el de 20 a 24 y 25 a 29 años con 19 por ciento del total.

En segundo sitio está el grupo de 30 a 34 años con 18 por ciento, y el de 35 a 42 años con un 17.5 por ciento, en tanto que el resto se establece en otras edades.

Las personas llegan a presentar cambios en el estado de ánimo, se muestra diferente y decaída; hay incremento o pérdida del nivel de actividad; llegan a comer mucho o muy poco e igual hay cambios en el sueño, durmiendo mucho o muy poco.

Además, pueden tener cambios extremos de estado de humor, y pasar de una alegría incluso al grado de la euforia, a una actitud triste y aislada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *