EBRIOS,FALTISTAS,OMISOS,,ASI OPERAN MILITARES LAS ADUANAS

Según datos de la secretaría de la defensa nacional, algunos militares se han inconformado por los castigos recibidos como parte de su labor en garitas.

Desde 2020, las Fuerzas Armadas empezaron a asumir el control de las aduanas terrestres y marítimas del país para evitar la corrupción en estas puntos, pero su labor no ha estado exenta de fallas y omisiones

Estar ebrios, llegar tarde o con retraso, tomar más vacaciones de las autorizadas, querer dar paso libre a vehículos, sin revisarlos, e incluso entorpecer el flujo vial por las garitas están entre las causas por las que algunos militares han sido sancionados.

Reportes recientes del Centro Coordinador de Aduanas, hallados por Excélsior entre los correos electrónicos hackeados por Guacamaya, detallan omisiones de algunos elementos castrenses asignados en las aduanas de Matamoros, Tamaulipas, y Ojinaga, Chihuahua, que derivaron en correctivos disciplinarios consistentes en arrestos de entre 72 horas y hasta 15 días.

Por ejemplo, el pasado 29 de agosto un teniente de la Policía Militar fue notificado de un arresto de cuatro días por revisar vehículos en el Puente Internacional Brownsville-Matamoros antes de que pasaran por el semáforo automático que selecciona qué auto debe ser inspeccionado. Esto provocó quejas de los usuarios de la garita y, tomando en cuenta que el militar ya tenía otras dos infracciones previas en el mismo mes (rayar un documento oficial y usar una patrulla con fines personales) le fue impuesto el castigo. En un oficio, el teniente expresó su desacuerdo con el arresto con el argumento que se le había ordenado establecer un filtro ante la “abundancia de vehículos”.

En la misma aduana, el 25 de agosto, a un sargento segundo de la Policía Militar (PM) se le sancionó con medio mes de arresto por intentar dar una “atención” para que una persona ingresara a México una camioneta Ford 150 color blanco con placas de Texas, sin la documentación correspondiente. En la notificación se destaca que el militar era encargado del área de carriles, haciendo funciones de oficial de comercio exterior. En este caso también se inconformó con la sanción al afirmar que el conductor dio vuelta y regresó hacia Estados Unidos.

Una soldado de la Policía Militar aceptó un arresto de diez días luego de que faltó un día a laborar luego de que pidió una licencia de 72 horas.

En julio, dos sargentos segundos de la PM también pasaron tres días encerrados por no supervisar las revisiones a peatones que cruzaban por los arcos de rayos X en el Puente Internacional Puerta México, en la aduana de Matamoros, además de que portaban el uniforme de la Guardia Nacional.

Un sargento, que fungía como verificador de precios, aceptó ocho días de arresto luego de que “se presentó en aparente estado de ebriedad durante la noche del 31 del julio del presenta año en los alojamientos del Puente Internacional General Lucio Blanco/ Los Indios, lugar asignado para su estancia”. La misma sanción fue aplicada a un cabo y un soldado, por el mismo motivo.

En la aduana de Ojinaga, Chihuahua, un soldado comisionado como oficial de comercio exterior se inconformó con su arresto de 72 horas luego de ser señalado por causar “trastornos administrativos”. La razón es que realizó el corte de la terminal bancaria sin autorización, ocasionado que se duplicara el corte. El militar dijo que la misma terminal le pidió hace el corte para realizar un cobro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *