CREN BANCO DE MEDICAMENTOS

Para prepararse en apoyo a residentes de Estados Unidos que cruzan a Juárez para conseguir medicamentos abortivos –ante las crecientes restricciones en Texas y a nivel nacional– colectivos feministas y acompañantes voluntarias han creado, desde hace años, redes de apoyo basadas en la sororidad.

Estas consisten en la donación –proveniente de mujeres– de misoprostol o cantidades de dinero que son “almacenadas” para futuros acompañamientos y comprar los recursos que sean necesarios.

“Cuando doy acompañamientos primero intento pedir donaciones. Y es algo muy bonito porque cuando necesito misoprostol para una mujer, regularmente las primeras que me ayudan son a las que ya he acompañado previamente. Incluso me mandan apoyos monetarios”, dijo una acompañante juarense que optó por omitir su nombre.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el misoprostol es un medicamento que no necesita receta en México. Se toma por vía oral para prevenir las úlceras gástricas o bien, interrumpir los embarazos tempranos con una efectividad del 80 al 95 por ciento.

Su costo fluctúa entre 500 y 800 pesos mexicanos –entre 25 y 40 dólares– en diferentes farmacias mexicanas.

“Se van tejiendo redes de apoyo de muchas mujeres que cooperamos y justo eso es de lo que se trata, de hacer que el aborto no sólo sea seguro, sino que sea algo accesible para aquellas que no tienen los recursos. Se trata de hacer una alternativa que el Estado nos está negando”.

La enfermera dijo que, regularmente, las redes de apoyo ya tienen “identificadas” algunas de las farmacias donde es más barato y seguro adquirir el medicamento tanto para mujeres de Ciudad Juárez como de El Paso.

“Hay muchísimas farmacias que infringen la ley al pedirte recetas porque no es un medicamento controlado. Pero ellos saben para qué se usa y por eso lo limitan. Sin embargo, hay muchas farmacias que te lo venden sin problema”, dijo.

“Hay algunas farmacias en donde las mujeres de El Paso han estado cruzando para obtener este medicamento porque es más barato. No quiero decir que es accesible porque cuesta, pero es un precio justo que se puede pagar”, añadió.

A pesar del apoyo en el lado mexicano, la Diócesis Católica de El Paso ha dejado en claro que una comunidad que “realmente ama” jamás sugeriría un “derecho” a matar a un ser humano inocente.

“La publicación no autorizada de un borrador de la opinión mayoritaria de nuestro Corte Suprema de Estados Unidos es una grave violación de las normas esenciales de confidencialidad del Tribunal que debería ser investigada. Sin embargo, el contenido del borrador ha comenzado a restaurar en mí una esperanza que se rompió hace casi 50 años. Me mueve a volver a dedicarme y a dedicar a la Iglesia de El Paso a proporcionar una atención tan dedicada a las madres y padres que se encuentran ante un embarazo inesperado que nunca se sentirían presionados a buscar acabar con la vida de ese niño”, dijo el obispo de El Paso, Mark Seitz.

“Si se puede arrebatar la vida a niños que aún no habían nacido, en el momento más inocente y vulnerable de sus vidas, ninguna vida humana podía considerarse ya inviolable. Ahora el individuo o el Gobierno decidirían y cada vida estaría en la balanza. ¿Qué impediría que alguien dijera que los discapacitados pueden ser asesinados, que los que son de otro color, raza, etnia o religión no tienen valor?”, añadió.

Seitz aseguró que “una comunidad que realmente ama y respeta a cada persona humana, madre, padre, hijo, sin importar su color, sin importar su origen, sin importar si el niño se anticipa o no, será una comunidad en la que nadie sugeriría jamás un “derecho” a matar a un ser humano inocente”.

En tanto que los demócratas han manifestado una oposición a las restricciones al aborto a nivel nacional, es el Partido Republicano el que aglutina la llamada agenda pro-vida.

Ray Baca, presidente del Partido Republicano de El Paso, ha dicho lo contrario.

“El tema de los llamados derechos de la mujer, tal como se aplica al aborto, es un tema que debe ser decidido por los votantes de los estados individuales, que es precisamente lo que la Corte Suprema parece haber reconocido finalmente. ¿Propondría la Ciudad hacer que el aborto a pedido esté más disponible en El Paso de lo que prescribe el Estado?”, dijo Baca.

“Fuera de presentar una narrativa falsa de ‘mira cuánto nos importa’ con fines políticos, no hay nada que la Ciudad pueda (o deba) hacer que cambie el resultado final de este problema. Si es necesario proteger los derechos de la mujer, ¿qué hay de los derechos de los niños por nacer? ¿No deberíamos formar primero una comisión de derechos de los niños no nacidos para proteger los derechos de aquellos que no tienen voz, a diferencia de las mujeres que pueden hablar fácilmente por sí mismas?”, finalizó.

Si la Corte Suprema anula el fallo Roe vs. Wade, el Instituto Guttmacher estima que probablemente entraría en vigor una prohibición total del aborto en 26 estados, incluido Texas.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.