DESACATARÁ CONDADO DE EL PASO DIRECTRICES CONTRA NIÑOS TRANS

La fiscal del condado de El Paso, Jo Anne Bernal, dijo que su dependencia no seguirá las directivas recientes de los líderes estatales que piden a las agencias de Texas que investiguen el cuidado de afirmación de género para niños transgénero como abuso infantil.

Una nueva orden emitida por el gobernador Greg Abbott exige sanciones penales contra quienes ayuden a menores en su transición de género a través de tratamientos médicos, como bloqueadores de la pubertad u hormonas. La orden se aplica no sólo a los padres de niños transgénero, sino también a médicos, enfermeras y maestros, según la carta que envió el martes al Departamento de Familia y Servicios de Protección (CPS) de Texas y otras agencias estatales.

El anuncio de Abbott siguió a una opinión legal no vinculante del fiscal general de Texas, Ken Paxton, el lunes, que afirmó que la ley actual de Texas proporciona motivos para definir el cuidado de afirmación de género como abuso infantil.

Bernal dijo que su oficina no procesará los informes de abuso infantil por brindar atención de afirmación de género, a pesar de la orden de Abbott. La Oficina del Fiscal del Condado representa a los Servicios de Protección Infantil en los tribunales y determina qué casos de CPS procesar.

“En mi opinión, no hay forma de estirar las leyes tal como están escritas para interpretar estos tipos de atención que afirman el género como abuso o negligencia”, dijo el miércoles.

“Entonces, no, analizaríamos de manera muy dura y crítica cualquier caso que la agencia nos presentara que intentara tomar medidas contra los padres basándose únicamente en la atención de afirmación de género, porque no creemos que sea una interpretación apropiada o correcta de la ley”, dijo.

Bernal dijo que durante sus 28 años en la Oficina del Fiscal del Condado, “no podemos recordar un solo caso en el que la atención de afirmación de género haya estado involucrada en cualquier aspecto de una acusación de abuso o negligencia”.

Para algunas familias de El Paso con niños transgénero, la noticia es un golpe doloroso en una larga batalla por los derechos de las personas transgénero en Texas.

Lorena ‘Lori’ Edwards ha apoyado a su hija de 15 años, Emily, en su transición de género durante los últimos seis años: a Emily se le asignó como varón al nacer.

“Personalmente me ofende que la gente diga o incluso insinúe que estaría abusando (de mi hija) o forzándola de alguna manera a hacer algo como esto”, dijo.

Emily, que comenzó la transición cuando tenía nueve años, dijo que, para ella, negar la atención de afirmación de género es abuso infantil.

“Si no tuviera esos bloqueadores (de la pubertad), sería devastador”, dijo Emily. “Arruinar la vida, desgarrar el corazón, como ser forzado a un cuerpo que no es el mío”.

La legislación, respaldada por los republicanos, que habría definido la atención médica de afirmación de género de los niños transgénero como abuso infantil no se aprobó durante la sesión legislativa de 2021, parte de un aluvión de legislación reciente dirigida a los niños transgénero en Texas y otros estados. Un proyecto de ley separado que restringe la participación de niños trans en deportes escolares fue aprobado durante la sesión especial de otoño.

A pesar de los esfuerzos legislativos fallidos, la declaración de Paxton dijo que la ley existente de Texas establece la atención médica de afirmación de género como abuso infantil. Argumentó que el uso de bloqueadores de la pubertad y hormonas para niños transgénero podría causar “daño mental o emocional a un niño que resulte en un impedimento material y observable en el crecimiento, desarrollo o funcionamiento psicológico del niño”, una violación del Capítulo 261 del Código Familiar de Texas.

Bernal calificó la opinión como una “interpretación torturada del código de familia”.

“Nuestra obligación en la Oficina del Fiscal del Condado es cumplir con la ley y, francamente, el fiscal general está malinterpretando la ley en el mejor de los casos”, dijo Bernal.

Bernal se unió a los fiscales del condado y de distrito en otras partes de Texas que también se pronunciaron en contra de la directiva, incluido el fiscal del condado de Harris, Christian D. Menefee, y el fiscal de distrito de Travis, José Garza, según el Dallas Morning News.

La fiscal de distrito de El Paso, Yvonne Rosales, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico que esperaba “un litigio en curso sobre la interpretación de la opinión del fiscal general Ken Paxton”. Aunque Rosales no indicó si su oficina emprendería acciones legales por las denuncias de abuso infantil relacionadas con la atención de afirmación de género, señaló que la opinión de Paxton era “simplemente eso, una opinión legal”.

Organizaciones médicas estatales y nacionales han argumentado que la atención de afirmación de género para menores transgénero es médicamente necesaria, señalando el mayor riesgo de suicidio para aquellos a quienes se les niegan tratamientos, como bloqueadores de la pubertad, que ayudan a la transición de género.

“Cada asociación médica importante en los Estados Unidos reconoce la necesidad médica de la atención relacionada con la transición para mejorar la salud física y mental de las personas transgénero”, decía una carta de abril de 2021 de la Asociación Médica Estadounidense, instando a estados como Texas a dejar de interferir en la disposición de la atención a los menores relacionada con la transición de género.

 Las organizaciones de defensa locales Borderland Rainbow Center y el Instituto de Diversidad y Resiliencia de El Paso están circulando una carta abierta para oponerse a la medida, destacando que la directiva no es vinculante y no cambia los requisitos de presentación de informes para los trabajadores sociales.

“Una opinión de la Oficina del Fiscal General no es legalmente vinculante. Tampoco una carta de la oficina del gobernador cambia la ley”, dijo Adri Pérez, quien usa pronombres ellos/ellos y es estratega de políticas y defensa en la Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Texas. “Depende de los tribunales interpretar la ley actual de Texas y la Constitución”.

Los anuncios de Paxton y Abbott se produjeron días antes de las elecciones primarias del 1 de marzo, en las que Paxton puede verse obligado a participar en una segunda vuelta contra el retador George P. Bush, según una encuesta reciente del Texas Politics Project. Abbott se enfrenta a siete aspirantes en las primarias republicanas para gobernador, incluido el ex representante estadounidense Allen West y el ex senador estatal Don Huffines.

“Lo que están tratando de hacer es venderte una narrativa de que los niños transgénero no deberían existir”, dijo Pérez, quien es de El Paso. “(Abbott y Paxton) lo están haciendo en medio de una elección primaria para ganar sus elecciones. Pero esto pone en peligro la seguridad y el bienestar de los niños y familias transgénero en todo el estado de Texas”.

Pérez dijo que Texas tuvo la mayor cantidad de proyectos de ley anti-LGBTQ de todos los estados del país en 2021, un año récord en todo el país para la legislación dirigida a las personas transgénero, en particular a los jóvenes trans.

“Esto no es sólo política y dinero”, dijo la madre de Emily, ‘Lori’ Edwards. “Hay una niña de 15 años en Far West Texas que está viviendo su mejor vida y sólo está tratando de hacer eso sin que un hombre en Austin declare que está siendo abusada”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.