RETIRAN VODKA DE LICORERÍAS DE RESTAURANTES LOCALES

Algunos gobernadores en Estados Unidos –incluyendo a Greg Abbott, de Texas– están imponiendo sanciones a Rusia por su propia cuenta por invadir a Ucrania.

La estación de televisión KXAN-TV informó que el gobernador Abbott pidió a la Asociación de Restaurantes, a la Asociación de Venta de Bebidas Alcohólicas y a los minoristas del estado de Texas que “retiren voluntariamente todos los productos rusos de sus estantes”.

Luego de que Abbott sugiriera a minoristas retirar voluntariamente los productos rusos de sus estantes, una licorería de El Paso se unió a la acción en solidaridad a Ucrania.

A través de un tuit, Abbott dijo que había hecho la solicitud a miembros de las asociaciones Texas Restaurant y Texas Package Stores, así como a todos los demás minoristas. 

“Texas apoya a Ucrania”, escribió.

Como resultado, la licorería Side Door –ubicada en los límites de Texas y Nuevo México– dijo que retiró todo el vodka ruso de sus estantes, incluidos Smirnoff y Stoli.

Smirnoff es una marca fundada inicialmente en Rusia y es uno de los vodkas más populares que se venden en los Estados Unidos.

Tan sólo en el 2020, Smirnoff Vodka vendió más de nueve millones de cajas en territorio estadounidense.

El personal de la licorería Side Door –que se sitúa en Sunland Park, Nuevo México para tomar ventaja de los horarios de venta de alcohol en ese estado– dijo que, como resultado del retiro voluntario, perderán más de 800 dólares en ventas en la tienda, lo que afectará su pequeña empresa.

Algunos restaurantes de Texas ya han comenzado a reemplazar los productos rusos por su propia cuenta y muchos otros probablemente estarán de acuerdo con la acción, dijo Emily Williams Knight, presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Restaurantes de Texas.

“Me siento honrada por cómo se unieron y cómo apoyaron continuamente a su comunidad aquí en Texas y en el extranjero cuando todavía están claramente en su propia crisis tratando de salir del impacto de Covid-19”, dijo Knight.

En El Paso, algunos restaurantes manifestaron su repudio a la invasión promovida por el presidente ruso Vladimir Putin.

“En protesta por la invasión rusa a Ucrania, no ofreceremos ningún producto ruso en nuestro establecimiento”, publicó en sus redes sociales Entrecote & Co., un espacio que se dedica a la cocina francesa.

El anuncio tuvo aceptación por parte de los seguidores del local, quienes avalaron la medida en sus comentarios.

 Se suman gobernadores

Greg Abbott no fue el único mandatario estatal en solicitar sanciones en contra de Rusia. Su homólogo de Pennsylvania, Tom Wolf, pidió el domingo a la Junta de Control de Licores que retire lo antes posible los productos provenientes de Rusia de las licorerías del estado, informó WPXI-TV.

La junta dijo que esos productos serán retirados en una muestra de solidaridad con el pueblo ucraniano.

De acuerdo con KDVR-TV, el gobernador de Colorado, Jared Polis, dispuso que la Oficina de Tecnología de la Información y el Departamento de Personal y Administración del estado examinen los contratos vigentes y determinen si el estado hace negocios con empresas estatales rusas. De haberlos, esos contratos serán rescindidos, señaló.

Por su parte el gobernador de Virginia, Glenn Youngkin, ordenó al Departamento de Servicios Generales que estudie si el estado compra bienes y servicios de empresas rusas, según WRIC-TV.

Youngkin pidió a la Norfolk Sister City Association, una organización sin fines de lucro, que ponga fin a su relación con una ciudad rusa “hermana”, Kaliningrado.

Se exhortó asimismo a la Junta Directiva del Sistema de Jubilaciones y a los fondos de donaciones universitarias de Virginia que suspendan sus relaciones con firmas rusas.

“Considero que hay que plantarse firme e imponer todas las sanciones económicas posibles. La comunidad internacional debe movilizarse, es importante que se plante firme y que digamos que no vamos a tolerar esto”, expresó Youngkin en un reciente evento en Hampton.

El gobernador de Ohio, Mike DeWine, en tanto, dispuso que la Cámara de Comercio estatal suspenda la compra de Russian Standard, el único vodka ruso vendido en Ohio. Y el de New Hampshire, Chris Sununu, firmó un decreto que exige a las licorerías que retiren toda bebida alcohólica rusa. Lo mismo hizo su colega de Utah, Spencer Cox. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.