EL PELIGRO DE TENER TUS REDES SOCIALES EN MODO PÚBLICO

Todos los días los internautas destinan gran parte de su tiempo conectados a las redes sociales. Estas plataformas nos permiten estar en comunicación con nuestros conocidos, pero también con los famosos o los temas que más nos interesan. Pero por supuesto no están exentas de peligros y las personas que tienen sus perfiles en modo público son las que más riesgos corren.

Aunque las redes nos permiten conocer fácilmente más acerca de una persona que acabamos de conocer, o averiguar qué está haciendo nuestro crush, la realidad es que hay “espías” mucho menos inocentes que pueden aprovechar toda la información para malas prácticas.

Para entender mejor los riesgos a los que estamos expuestos, en especial si no realizamos una correcta configuración de nuestras cuentas, vamos a hablarte del doxing. 

¿Qué es el doxing y por qué es un riesgo en redes sociales? 

La compañía de ciberseguridad ESET está alertando sobre el aumento del doxing como consecuencia de las redes sociales en modo público. 

El doxing describe una práctica que consiste en publicar, generalmente en internet, información personal de algún usuario con el objetivo de avergonzarlo o intimidarlo. Y esta amenaza ha ido creciendo en el mundo pues, un estudio realizado en Reino Unido reveló que casi 2 de cada 10 personas fueron víctimas de doxing.

“Los criminales buscan a través de la publicación de información personal asustar, avergonzar y crear una enorme angustia, a veces exigiendo dinero a sus víctimas, otras veces por pura venganza o un sentido personal de justicia”, explica ESET. 

El doxing es una práctica que incluso comenzó a ser utilizada por cibercriminales en ataques de ransomware. En 2019 ESET detectó que algunos grupos de ransomware no solo infectaban con malware a sus víctimas para secuestrar todos los archivos, sino que comenzaron a robar información de sus víctimas.

Lo peor es que el doxing también puede ser perpetrado por personas conocidas, en ese caso resulta especialmente peligroso porque sus consecuencias pueden llegar al bullying y el acoso en el mundo físico.

El doxing puede comenzar a raíz de un simple desacuerdo o rivalidad y puede provocar una enorme carga emocional a través del miedo a sus consecuencias y la vergüenza generada.

Los perfiles públicos de redes sociales son un riesgo 

La realidad es que, a pesar de que, por ejemplo, plataformas como Twitch, Steam, Discord y Roblox dan una sensación de seguridad, ya que la mayoría de las interacciones ocurren entre los ID (nombres de usuario) y avatares de los jugadores, los pequeños detalles son suficientes para obtener información personal, por ejemplo, buscando un ID de usuario específico en Twitter, donde pueden encontrar más información personal y una lista de amigos.

Una persona indeseada podría querer conocer más de ti y, con solo algunos datos, encontrar tus perfiles en internet que, de no estar configurados adecuadamente, le darían todos los datos necesarios para hacerte daño.

Por lo anterior ESET recomienda: 

  • No compartas ninguna información personal en línea.
  • Utiliza la autenticación de dos pasos o multi factor en todas las cuentas de redes sociales.
  • Usa una contraseña única y segura en cada perfil. 
  • Asegúrate de que las videoconferencias y llamadas sean privadas y encriptadas.
  • No abras enlaces si no estás seguro de que fueron enviados intencionalmente por alguien que se conoce. 

¿Qué hacer si eres víctima de doxing? 

En caso de que te estés enfrentando al doxing sigue estos consejos: 

En primer lugar, no te culpes por las intenciones maliciosas de los demás. Todos estamos en riesgo.

Reporta y bloquea a la persona acosadora a través de las herramientas disponibles en la plataforma donde se está produciendo el hecho.

Toma capturas de pantalla de todos los detalles que pueden llegar a ser relevantes para respaldar el caso.

Asegúrate de que todas tus cuentas en redes sociales sean privadas.

Avisa a amigos o familiares para que estén al tanto de lo que está sucediendo, principalmente si la dirección de tu casa o trabajo ha sido expuesta.

Considera contactar a la policía local. Si bien el doxing en sí mismo puede no ser considerado un crimen, el fraude financiero y el daño físico que resulta del mismo sí lo es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *