EN 5 MESES EU HA VIVIDO 8 TIROTEOS CON UN SALDO DE 36 VÍCTIMAS, 21 DE ELLOS MENORES

En lo que va de este 2022, han tenido lugar por lo menos ocho ataques armados en lugares públicos de Estados Unidos como escuelas, centros comerciales e iglesias, los cuales quedaron documentados, y que hasta el momento han cobrado la vida de, al menos 36 personas, entre ellos 21 menores de edad, y que han dejado una decena de heridos.


Este martes 24 de mayo, tuvo lugar la tragedia más reciente con un tiroteo perpetrado por un joven de 18 años, identificado como Salvador Ramos, quien mató a tiros a por lo menos 19 niños y dos adultos, ambos profesores, en una escuela primaria de la localidad de Uvalde, Texas, la cual cuenta con gran población de origen latino.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 11:30 horas, en el colegio Robb Elementary, hasta donde llegó el joven, quien disparó contra alumnos y docentes del instituto educativo con dos rifles AR-15 que había adquirido días después haber cumplido 18 años, a medios de mayo. Además, antes de la masacre habría asesinado a su abuela, según los mismos reportes.

Christopher Olivarez, teniente del Departamento de Seguridad Pública de Texas, detalló en entrevista con la cadena CNN que todas las víctimas estaban en el mismo salón de clases de cuarto grado al momento del tiroteo, en donde estaba atrincherado, por lo que disparó en contra de quien se interpusiera en su camino.

El Departamento de Seguridad Pública de Texas informó a los medios que tras el ataque, el agresor fue abatido por la policía. El joven, que estudiaba en la Uvalde High School, habría anunciado en sus redes sociales que asesinó a su abuela momentos antes de llevar a cabo el tiroteo en la escuela primaria, luego de que la señora alertó que el joven se dirigía a la institución educativa.

Éste no es el único caso ocurrido en el presente año. En lo que va de 2022 se han registrado al menos ocho ataques armados en diversos espacios públicos del territorio estadounidense. Sólo 10 días antes de los hechos ocurridos en Texas, el 14 de mayo, tuvo lugar un tiroteo en Buffalo, Nueva York, en el que 10 personas murieron y tres más resultaron lesionadas.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 14:30 horas en el supermercado Tops Friendly Market, que está ubicado en un barrio con población en su mayoría afroamericana, mismo que se transmitió en vivo a través de la plataforma Twitch, la cual fue eliminada poco después de iniciar el ataque.

El agresor fue identificado como Payton Gendron, un residente de Conklin, un poblado que se encuentra a unos 320 kilómetros al sureste de Buffalo, y quien, de no haber sido arrestado, pretendía continuar su ataque en otros negocios del lugar, según dijo Joseph Gramaglia, comisionado de policía de Buffalo, a CNN.

Tras los hechos, las autoridades determinaron que se trataba de un crimen de odio, ya que 11 de las 13 víctimas, entre muertos y heridos, eran negras y dos blancos. Además, con anterioridad, Gendron, de 18 años de edad, habría expresado comentarios racistas en su redes sociales y habría hecho alusión a la llamada “Teoría del Gran Reemplazo”, una teoría conspirativa según la cual se busca reducir la influencia de las personas de raza blanca.

El día del ataque, el agresor portaba un equipo táctico y “un arma de asalto”, con la que disparó primero en el estacionamiento, en donde asesinó a tres personas e hirió a una cuarta. Después ingresó al negocio de autoservicio, en donde intercambió disparos con un guardia de seguridad, y continuó disparando contra los clientes del lugar hasta que llegó la policía y logró detenerlo.

Una fuente citada por la agencia Associated Press (AP) indicó que una investigación preliminar determinó que Gendron veía portales de internet de supremacistas blancos y teorías conspirativas racistas, y había estudiado la masacre de Christchurch en Nueva Zelanda en el 2019 y la masacre en Noruega en el 2011.

Un día después, el 15 de mayo, se registró un tiroteo en una iglesia presbiteriana de Ginebra en Laguna Woods, en el condado de Orange, en California, que dejó una persona muerta y, al menos, cinco heridos.

El ataque sucedió alrededor de las 13:30 horas, durante un almuerzo en el que se encontraban aproximadamente 40 personas conviviendo, quienes lograron detener y amordazar al atacante, un hombre de origen asiático que portaba dos armas de fuego.

En el lugar murió una persona, mientras que los heridos, todos de origen taiwanés, fueron trasladados a diversos hospitales para su atención inmediata por los servicios de emergencia del lugar. En tanto, la policía llevó a cabo acciones de revisión para descartar que hubiera artefactos explosivos en el lugar, señalaron medios locales.

El 21 de mayo, al menos una persona murió y nueve más resultaron heridas tras un tiroteo ocurrido en una fiesta en la localidad de San Bernardino, California, durante una fiesta que se celebraba justo antes de la media noche.

Las autoridades locales señalaron que los heridos fueron rápidamente trasladados a centros médicos cercanos, sin detallar la gravedad de su estado, y que iniciaron una investigación para esclarecer los motivos del tiroteo.

El tiroteo comenzó frente a un bar de narguiles en las avenidas Palm y Highland, según la policía.

La mañana del 12 de abril, un hombre identificado como Frank James, de 62 años de edad, abrió fuego en un vagón del metro en Brooklyn, en Nueva York, en donde también lanzó dos bombas de humo. Aunque no hubo muertos, diez personas sufrieron heridas de bala y otras trece tuvieron que ser atendidas por distintas lesiones o intoxicaciones provocadas durante el suceso.

Tras el ataque, el sujeto fue detenido un día después y permanece bajo custodia policial desde entonces. Hasta el momento se sabe que James tenía un canal de YouTube en el que difundía teorías conspirativas y de odio racial, y había sido arrestado en nueve ocasiones en Nueva York entre 1992 y 1998 y otras tres veces en la vecina Nueva Jersey.

El 31 de marzo, alrededor de las 12:30 horas, se registró un ataque armado al interior de la escuela secundaria Tanglewood, en el condado de Greenville, en Carolina del Sur, en donde un estudiante de 12 años de edad, identificado como Jamari Cortez Bonaparte Jackson, perdió la vida.

La oficina del Alguacil del condado de Greenville, Hobart Lewis, dio a conocer que el agresor presuntamente sería otro menor, también de 12 años de edad, quien luego de realizar los disparos, salió de la escuela, pero fue hallado por las autoridades locales en una domicilio ubicado en la cuadra 3000 de Easley Bridge Road.

La oficina del Alguacil detalló que al lugar de los hechos se trasladaron más de 200 agentes de varias corporaciones de seguridad del estado, situación que agradeció el Gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, quien también pidió una oración por las víctimas y demás afectados en el ataque.

En tanto, la víctima, Bonaparte Jackson, fue localizado con vida pero murió en el Prisma Health Greenville Memorial Hospital, a donde fue llevado de urgencia, como resultado de los disparos que recibió. Mientras que el resto de los estudiantes fueron evacuados a la Iglesia Brookwood, en donde sus padres acudieron a recogerlos.

El 19 de enero, Marquis Campbell, un adolescente de 15 años de edad, perdió la vida luego de recibir dos disparos de arma de fuego durante un tiroteo que ocurrió a las afueras de la Academia Oliver Citywide de Pittsburgh, Pensilvania, de donde era alumno.

El ataque ocurrió alrededor de las 14:00 horas, cuando los alumnos estaban cerca de la hora de salida. El menor se encontraba a bordo de una camioneta de transporte escolar en compañía del conductor de ésta, cuando dos sujetos con cubrebocas se acercaron y dispararon contra el vehículo.

Campbell recibió dos balazos en el pecho por lo que fue trasladado al Hospital General de Allegheny en estado crítico, en donde murió más tarde. En tanto, el conductor resultó ileso en el ataque, informaron medios locales.

En conferencia de prensa, Scott Schubert, jefe de policía de Pittsburgh, aseguró que harían todo lo posible para dar con los responsables de la agresión que le costó la vida a un menor. “Haremos todo lo que podamos para averiguar quién lo hizo y llevarlo ante la justicia”, dijo.

La noche del 29 de enero, luego de un partido de basketball, se produjo un tiroteo en el estacionamiento de la escuela secundaria Beloit Memorial en Beloit, Wisconsin, en el que resultó herido un exalumno de 19 años de edad, identificado como Jion Broomfield, quien más tarde perdió la vida.

De acuerdo con información de medios locales, los hechos tuvieron lugar alrededor de las 21:00 horas, cuando un trabajador de la institución educativa se percató de los disparos, por lo que solicitó la intervención de la policía.

Aunque, al llegar, los agentes corroboraron que se produjo un tiroteo, pero no encontraron a la víctima, quien fue trasladado aún con vida a la sala de emergencias del Beloit Memorial Hospital, donde murió más tarde.

Autoridades locales no lograron detener al autor de la agresión al momento, durante la cual había aproximadamente 30 personas. Sin embargo, el pasado 30 de marzo, Amaree Goodall, un hombre también de 19 años de edad, fue arrestado en un departamento en Holland, Míchigan, como el presunto responsable del tiroteo, y a quien se le acusó de homicidio imprudencial en primer grado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *