ESPAÑA DA LOS PRIMEROS PASOS HACIA LA ‘GRIPALIZACIÓN’ DEL CORONAVIRUS

La gestión de la pandemia de coronavirus entra este lunes en una nueva fase en España. A partir de hoy los contagiados con síntomas leves y los asintomáticos ya no tendrán que guardar cuarentena y aislarse, ni tampoco sus contactos estrechos, una medida que solo tendrá como excepción a los grupos de riesgo, como los inmunodeprimidos o las embarazadas, y al personal sanitario.

Tampoco se realizarán ya tests masivos, sino que estas pruebas se reservarán tan solo para los mayores de 60 años y para los colectivos de riesgo.

El nuevo protocolo fue aprobado el pasado martes por la Comisión de Salud Pública y ha entrado en vigor esta semana. Así, a partir de ahora el país vivirá la ‘gripalización’ del covid-19. Una estrategia que se mantendrá en vigor mientras no se constaten cambios en los principales indicadores sanitarios.

Actualmente, según el último informe sobre la pandemia que publicó el Ministerio de Sanidad el pasado viernes, España tiene una incidencia acumulada de 461 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Aunque la cifra sigue estando lejos de la alcanzada tras el primer y más severo confinamiento que se llevó a cabo a partir de marzo de 2020, los datos del sistema asistencial corroboran la efectividad de las vacunas.

Así, las camas hospitalarias ocupadas por pacientes covid suponen tan solo el 3,62 %, mientras que las de unidades de cuidados intensivos (UCI), ascienden al 5,59 %. Mientras, ya hay en el país más de 40 millones de personas vacunadas con la pauta completa, lo que corresponde a más del 90 % de la población.

Durante dos años se han confirmado más de 102.000 fallecidos y casi 11,5 millones de casos de infección por coronavirus. Sin embargo, a partir de ahora ya no se realizarán pruebas y se dejarán de contar las infecciones de manera individual.

Así, desde este lunes quienes contraigan covid de manera leve deberán actuar al igual que se hace con una gripe o un catarro. No tendrán ninguna obligación, aunque sí una serie de recomendaciones: deben guardar reposo y, si pueden permitírselo, teletrabajar durante unos días. Mientras tanto, deberían usar mascarilla en todas sus interacciones sociales, que deberán reducir al máximo, para proteger la salud de los demás.

La medida que sí continúa en vigor es el uso de la mascarilla tanto en transporte público como en interiores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *