AUMENTA 26% GASTO EN ATENCIÓN MEDICA PRIVADA ENTRE 2019 Y 2021

El gasto de bolsillo en atención médica privada, entre consultas y análisis o medicamento aumentó entre los chihuahuenses un 26 por ciento entre 2019 y 2021, al pasar de 1,358 a 1,720 pesos, respectivamente, de acuerdo a la Radiografía de Desabasto Informe de Transparencia de Salud 2017-2021.

Dicho estudio revela que en durante el segundo año de la pandemia, cinco de cada diez chihuahuenses utilizaron un servicio médico privado y se vieron en la necesidad de comprar medicamento en más de una ocasión, pese a contar con servicio médico.

El documento expone que el gasto de bolsillo es aquel que realizan los hogares en las categorías relacionadas con la atención a la salud y refiere que este gasto puede llegar a considerarse “catastrófico” cuando representa el 30% o más de su ingreso disponible y puede contribuir a la situación de pobreza de las familias.

“Un gasto de bolsillo mayor indica un mayor uso de los servicios privados de salud, donde una de las razones podría estar asociada a que el Sistema Público de Salud no responde a las demandas de atención de la población”, expone el documento.

A nivel nacional, en 2021, 5 millones de personas más que en 2019 tuvieron que pagar por recibir consulta o medicamentos. En el ámbito nacional, el gasto de bolsillo promedio se incrementó 40%, al pasar de $2,358 en 2019 a $3,299 en 2021.

Este gasto se compone de tres conceptos: gasto en atención primaria o ambulatoria, atención hospitalaria y medicamentos sin receta.

En términos porcentuales, el mayor incremento se presentó en el gasto en medicamentos con 68% más que en 2019 y pasó de un gasto promedio de $376 en 2018 a $632 en 2021.

En términos absolutos, la atención primaria tuvo el mayor aumento con una diferencia de $604 durante el mismo periodo

Entre las opciones que los derechohabientes toman al no encontrar un medicamento de su receta, la primera con un 59 por ciento, es esperar a que esté en existencia, sin embargo muchos refieren que tras pasar 28 días, si la receta no se surte, ya no tiene validez para la misma dependencia que la expide.

La segunda opción que las personas refirieron es adquirir el medicamento por su cuenta, con un 22 por ciento de los casos, en tanto que un 18 por ciento señala que no toma el medicamento prescrito, pues no regresa a su hospital a insistir, pero tampoco lo compra con recursos propios.

De los derechohabientes de las distintas instituciones, destaca que quienes más reportan desabasto en servicio público, son personas de más de 58 años de edad, y son quienes refieren padecer enfermedades como diabetes e hipertensión, para las cuales requieren de un tratamiento constante, por lo que en su caso, es más “notorio” el faltante.

Las personas que acudieron a establecimientos particulares buscan atender cuestiones como embarazo, parto, puerperio, en estos casos, quienes contaban con servicio médico dijeron que prefirieron pagar por un servicio particular para evitar acudir a hospitales públicos.

Además, otros de los motivos más frecuentes por los que acudieron a servicio médico fueron enfermedades del sistema digestivo, traumatismos, y enfermedades del sistema respiratorio, así como fracturas o accidentes en casa.

Share this...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.