¿ESTADOS UNIDOS HA ENTRADO EN RECESIÓN? ESTO ES LO QUE MUESTRAN LOS DATOS

Desde comienzos del año 2022 los Estados Unidos han venido experimentando serias repercusiones económicas que han hecho que la Reserva Federal incrementara de manera paulatina las tasas de intereses, como una forma de evitar la caída en recesión.

Esto hizo que a nivel global las economías que dependen de manera directa e indirecta del gigante norteamericano comenzaran a sufrir de estragos dentro de sus economías, añadiendo además que ya venían luchando con las consecuencias dejadas por la pandemia.

Una recesión técnica

Precisamente evitar la recesión es una de las cosas que han hecho que los principales entes económicos de los países a nivel mundial tomen decisiones drásticas; sin embargo, en el caso de los Estados Unidos durante dos trimestres seguidos ha venido experimentando contracciones en su economía.

Un comportamiento que fue catalogado como una recesión técnica, aunque algunos expertos dicen que bajo está situación el país atraviesa realmente una recesión real.

Sin embargo, para una potencia como la norteamericana, las principales autoridades económicas se han mantenido a la espera de otros indicadores y factores que le permitan determinar si lo que realmente se vive en su economía realmente se trata de una recesión.

El descenso de las actividades económicas

Algunos expertos toman como la llegada de una recesión cuando se experimenta un descenso significativo de toda la actividad económica dentro del territorio que conforma el país, y que se extiende por unos meses.

Por ello es necesario tomar en cuenta el PIB, el cuál se mostró en portales como easyMarkets de forma disminuida en un 0.9% para el segundo trimestre, comparado con el 1.6% del primer trimestre, un hecho que muestra número rojos preocupantes para una posible caída económica a pesar de una desaceleración de la misma.

Caída económica

En este punto, el porcentaje de inversión del mercado inmobiliario, empresarial y de construcción se desplomó, mientras que el gasto de los consumidores ha venido desacelerándose desde el segundo trimestre, mientras que los ingresos también bajaron.

Todo esto fue motivado por los niveles de inflación, que se situaron en el récord de 9.1%, aumento de las tasas de interés y la caída del crecimiento económico, elementos que al combinarse son altamente peligrosos para un país que busca recuperar sus economías.

Por su parte, la Reserva Federal ha mantenido una posición firme en el intento por congelar la economía para frenar los niveles de inflación; mientras que el gobierno, dirigido por el presidente Joe Biden, asegura que esta desaceleración es parte de una transición inevitable para llegar a tiempos más prósperos.

Mientras que otros delegados como Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, aseguró que no es posible declarar a Norteamérica en recesión, ya que algunos sectores económicos siguen funcionando a cabalidad.

Mientras tanto las cifras y los indicadores económicos del último trimestre del año muestran que el nivel de consumo aumentó en gran manera; sin embargo, hay que esperar el resultado del informe anual para determinar cuáles han sido los sectores que han logrado recuperarse y si las acciones de la Reserva Federal continuarán en pro de una recuperación agresiva de su economía por medio de otro aumento de las tasas de interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *