EXHORTA IMSS CHIHUAHUA A PREVENIR ACCIDENTES EN VACACIONES

*Los menores están expuestos a sufrir quemaduras, contusiones, fracturas o intoxicaciones

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, señaló que durante las vacaciones, los menores que permanecen en casa, están expuestos a sufrir distintos accidentes como: quemaduras, contusiones, fracturas e intoxicaciones, entre otros, que afectan a su salud.

El director del Hospital General (HGZ) No. 11 en Delicias, doctor Miguel Ángel Arredondo Vizcarra, el especialista en urgencias médico quirúrgicas, indicó que en el hogar los menores suelen golpearse al caer de la cama, sillones o desde su propia altura al estar jugando; además es común que se lastimen sus extremidades con la acción mecánica de puertas, rejas u otras instalaciones.

Añadió que en la cocina, los pequeños están expuestos a quemaduras al querer tomar objetos de la estufa, también cuando el cable de aparatos eléctricos queda colgante justo al alcance de los niños o estos introducen sus deditos a los enchufes de luz.

Arredondo Vizcarra destacó que las intoxicaciones por agentes químicos o medicamentos también son accidentes que ponen en peligro la vida de los menores.

Por su inocencia, suelen confundir los productos de limpieza o venenos con líquidos para beber, y las medicinas suelen creer que son dulces, como consecuencia los ingieren y corren el riesgo hasta de morir, de no atenderse a tiempo, advirtió.

Por lo tanto, recomendó poner especial atención a los niños en este periodo de descanso, sobre todo en pequeños menores de cinco años.

“Hay que vigilar a los pequeños durante los ratos de juego, que sus juguetes sean acordes a su edad, mostrarles el riesgo que representa hacer determinadas cosas

(brincar en la cama, manipular objetos, cruzar la calle), estar al pendiente de lo que se introducen a la boca y evitar que jueguen en la cocina, enfatizó.

Asimismo, el médico urgenciólogo destacó que es importante que la casa esté ordenada, de tal modo que no favorezca la ocurrencia de accidentes; las mesas pequeñas en pasillos pueden lastimar la cabeza de los pequeños, al igual que objetos sueltos o macetas colgantes en lugares donde transita la gente.

Añadió que es necesario almacenar los agentes químicos y medicamentos en sitios fuera del alcance de los niños y bajo llave. Los venenos y artículos de limpieza deben mantener su envase original o añadirles una etiqueta que indique lo que es y evitar el uso de botellas de refresco o jugos para guardar el contenido, pues esa apariencia hace pensar al niño que el líquido no es peligroso.

“En estos casos hay que enseñarles a los pequeños la función de las medicinas y demás sustancias, que no las deben de tocar ni jugar con ellas. No se trata de encerrarlos en una burbuja, pero sí de mostrarles los peligros existentes en el entorno”, dijo.

El Instituto llama a la derechohabiencia para que en caso de sufrir un accidente por golpe, intoxicación, quemaduras, entre otros, acudan al área de urgencias o al módulo de Atención Médica Continua en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de adscripción, si no se puede movilizar, la mejor opción es llamar a una ambulancia y no automedicarse ni aplicar remedios caseros, porque esto puede agravar la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *