FBI: EXTORSIONES SEXUALES A MENORES, AL ALZA

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) en El Paso alertó a la comunidad ante el aumento en incidentes que involucran la denominada “sextorsión” –extorsión sexual– dirigida a menores, principalmente varones, en esta comunidad.

 De acuerdo con Jeffrey Downey, agente especial del FBI en El Paso, recientemente la oficina local ha recibido un aumento de reportes de adultos que se hacen pasar por “jovencitas” y que manipulan a los varones para que produzcan imágenes y videos de índole sexual para luego extorsionarlos.

 “La sextorsión comienza cuando un adulto se comunica con un menor por medio de plataformas de Internet que se utilizan para conocerse y comunicarse, ya sea por medio de un juego, una aplicación, o cuenta de red social”, dijo Downey.

“Esta estrategia se ha tornado más común, ya que el depredador (haciéndose pasar por una joven) usa engaños y manipulación para convencer a un joven, usualmente entre 14 y 17 años de edad, a que participe en actos explícitos por video y luego lo graba de forma secreta”, asegura.

 El agente dice que el depredador luego le hace saber de la grabación e intenta extorsionar a la víctima y pague dinero para evitar que se publique el contenido por Internet.

 Según el FBI, la sextorsión es un delito. La coerción de un menor por medio de un adulto para que produzca lo que se conoce como Material de Abuso Sexual de Menores (CSAM) conlleva penalidades severas que podrían incluir cadena perpetua para el acusado.

 Típicamente, los menores tienen que acercarse a alguien –normalmente a un padre, maestro, guardián, o miembro de las fuerzas policiacas– para ponerle fin a la victimización.

 “La vergüenza que sienten los menores por los actos que fueron obligados a llevar a cabo es lo que típicamente les impide delatar los hechos”, según el agente.

 El FBI dice que los actores de la sextorsión pueden tener centenares de víctimas a través del mundo, por lo tanto, delatar los hechos podría prevenir innumerables incidentes de explotación social de la víctima y de muchas otras.

 “La forma más efectiva de desestabilizar a estos delincuentes es a través de la concientización, la educación, y las conversaciones que usted pueda tener con sus hijos acerca de su seguridad en Internet”, dijo Downey.

 “Reconocemos que podría ser vergonzoso para las víctimas y que por eso se rehúsan a delatar los hechos, pero le pedimos encarecidamente a las víctimas que nos avisen para que estos individuos rindan cuentas por sus hechos y, más importante aún, para evitar que lastimen a otros menores”, añadió.

En el 2021, el IC3 recibió más de 18 mil quejas relacionadas a la sextorsión, con pérdidas de más de 13.6 millones de dólares. Este número refleja todo tipo de sextorsión reportado, no sólo esta estrategia en particular.

Mucho ojo…

 El FBI provee las siguientes sugerencias para que usted se proteja y proteja a sus hijos en Internet:

 1. Sea selectivo en cuanto a lo que comparta por Internet, especialmente su información personal y sus contraseñas. Si sus cuentas de redes sociales están abiertas al público en general, un depredador podrá averiguar mucha información acerca de usted y sus hijos.

 2. Sea prudente con los contactos iniciales con alguien por Internet. Bloquee o ignore los mensajes de personas desconocidas.

 3. Tenga en cuenta que las personas pueden hacerse pasar por algo o por alguien. Los videos y las fotos no son evidencia que una persona es quien dice ser.

 4. Tenga sospecha de alguien que conoce por medio de un juego o en una aplicación y que le pida que se comuniquen por medio de otra plataforma.

 5. Exhorte a sus hijos a que reporten comportamiento sospechoso a un adulto de su confianza.

¿Qué hacer?

Si usted cree ser o conoce de alguien que es víctima de la sextorsión:

 1. Comuníquese con su oficina local del FBI (información disponible en www.fbi.gov), con el Centro de Quejas de Delitos por Internet del FBI (IC3 por sus siglas en inglés) www.ic3.gov, o al Centro Nacional de Menores Desaparecidos o Explotados (1-800-the-lost o Cybertipline.org).

 2. No borre información sin que las agencias policiacas hayan tenido la oportunidad de revisarla.

 3. Notifique a las agencias policiacas todos los detalles de los encuentros que ha tenido por Internet; podrá ser vergonzoso, pero es necesario para localizar al depredador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *