GASTÓ ICE 9 MDD EN CAMAS VACÍAS

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) derrochó millones de dólares en camas de hotel de El Paso sin usar para inmigrantes detenidos, según un nuevo informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Entre abril y junio de 2021, la agencia federal gastó más de 9 millones de dólares en camas sin usar en un Best Western de El Paso y un Comfort Suites que se usaban para albergar a familias migrantes detenidas, de acuerdo con el informe del 12 de abril. En total, la agencia pagó aproximadamente $17 millones por camas sin usar en los seis hoteles de Texas y Arizona que convirtió en centros temporales de detención de inmigrantes.

El informe también encontró que Endeavors, el contratista con sede en San Antonio que supervisa los hoteles, no siguió los protocolos de Covid-19 con las familias migrantes, muchas de las cuales se hospedaban en los hoteles mientras estaban en cuarentena después de dar positivo por el virus.

ICE no estaba justificado al otorgar un controvertido contrato sin licitación por un valor de $87 millones a Endeavors, según el informe, que citó la falta de experiencia de Endeavors en la prestación de los servicios para los que fue contratado.

Los hallazgos de la oficina del inspector general no son “sorprendentes” y validan lo que los defensores de los inmigrantes han estado diciendo durante meses, según Javier Hidalgo, director de servicios previos a la expulsión, que incluye servicios de detención familiar en el Centro de Educación y Servicios Legales para Refugiados e Inmigrantes (RAICES). Hidalgo visitó uno de los hoteles contratados en Pearsall, Texas, en agosto de 2021, y su colega Mariana Sarmiento Riaño visitó los hoteles de El Paso ese mismo mes.

“Fue una gran pérdida de dinero”, dijo Hidalgo. “Creo que fue muy cuestionable cómo y por qué Endeavors obtuvo este contrato para administrar estos hoteles”.

Dijo que los hallazgos del informe dejan en claro que el enfoque de detención en hoteles no es una forma apropiada de tratar con las familias migrantes que ingresan al país.

ICE cerró los hoteles a partir de marzo y está en proceso de transición de familias migrantes a “programas alternativos a la detención”, según una respuesta de ICE incluida en el informe. Las “alternativas a la detención” a menudo implican el uso de pulseras electrónicas en los tobillos, dijo Hidalgo.

ICE, sin embargo, no ha descartado el uso futuro de hoteles para la detención de inmigrantes.

“Si el requisito de ICE para albergar familias migrantes cambia en el futuro, entonces ICE realizará una evaluación para determinar adecuadamente las necesidades de vivienda de las familias antes de firmar un contrato similar o nuevo”, dice la respuesta de ICE citada en el informe.

Hidalgo dijo que esta advertencia es “aterradora” a la luz del levantamiento del Título 42 a fines de mayo, una orden de salud pública que se ha utilizado desde marzo de 2020 para expulsar rápidamente a los migrantes en la frontera. Los funcionarios del DHS anticipan un aumento en la cantidad de migrantes que llegan a la frontera luego del fin de la orden.

“Creo que es preocupante que ICE deje abierta esa opción”, dijo. “Porque es una posibilidad clara y un temor de que… puedan invocar esta necesidad de la misión y comenzar a detener a las familias nuevamente”.

ICE justificó la rápida adjudicación del contrato con Endeavors debido a una “urgencia única y convincente” basada en el creciente número de migrantes que llegan a la frontera en la primavera de 2021, según el informe.

“Cuando el Gobierno federal buscó ayuda para abordar la afluencia de inmigrantes en nuestra frontera sur, Endeavors respondió al llamado”, escribió un portavoz de Endeavors (que se negó a ser identificado) en un correo electrónico a El Paso Matters.

La compañía estuvo de acuerdo con la respuesta de ICE al informe, que argumentó que Endeavors había seguido los protocolos de manera adecuada y cumplió con el estándar de atención requerido, escribió el vocero. El portavoz se negó a proporcionar información sobre el número total de camas sin usar en los dos hoteles de El Paso y no respondió a las preguntas sobre los planes futuros de detención en hoteles relacionados con el levantamiento del Título 42.

Un portavoz de ICE se negó a ser entrevistado sobre los planes futuros de detención en hoteles en la frontera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *