GOBIERNO ARGENTIO DESAPARECE LA ‘SUBSECRETARÍA DE RESILIENCIA’ EN MEDIO DE FUERTE POLÉMICA

El Gobierno argentino creó una Subsecretaría de Resiliencia que sobrevivió menos de un día, ya que desató una fuerte controversia en redes sociales y cuestionamientos por parte de políticos oficialistas y opositores, al considerar que era una medida trivial en medio del complejo panorama social, político y económico que enfrenta el país.

La víspera, el Boletín Oficial anunció, con la firma del jefe de Gabinete, Juan Manzur, la creación de la Unidad Ejecutora Especial Temporaria Resiliencia Argentina, con estatus de subsecretaría a cargo de Fernando Melillo, un funcionario de larga experiencia en diversos partidos políticos.

Su principal función era la de gestionar planes, programas y proyectos por un periodo excepcional de dos años para promover el enfoque de resiliencia comunitaria en el Estado nacional y en su vinculación con la sociedad civil y sus organizaciones, así como en el diseño e implementación de diversas políticas públicas.

Los memes estallaron de inmediato, ya que muchas personas no consideraron pertinente promover desde el Estado la capacidad de resiliencia, que está vinculada con los preceptos de las ideas de “autoayuda”, cuando el Gobierno está fracturado por la tensa renegociación de la multimillonaria deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con una pobreza que ronda el 40 % y una inflación disparada que este año puede alcanzar nuevamente el 50 %.

La nueva oficina también se planteaba “el diseño e implementación de acciones de difusión y fortalecimiento que incorporen un enfoque crítico, social y comunitario de la resiliencia”.

Otro de sus objetivos era generar una biblioteca virtual que permitiera “la recepción, sistematización, puesta a disposición y circulación de experiencias y desarrollos teórico-prácticos sobre resiliencia provenientes de las esferas pública, privada, no gubernamental, nacional e internacional”.

El Boletín Oficial recordó que en mayo de 2021 se creó el programa Resiliencia Argentina y se señaló “el impacto globalmente catastrófico y subjetivamente traumático que la pandemia del covid-19 tiene, agravando todos los indicadores de la crisis económica, social, sanitaria y educativa que afectaba previamente a nuestro país y a amplios sectores de la población”.

En este contexto, explicó, diversos organismos internacionales han señalado la oportunidad y pertinencia de incorporar el enfoque de la Resiliencia con el fin de fortalecer las iniciativas estatales y mejorar sus resultados, junto a los distintos grupos poblacionales y sociales afectados y sus organizaciones.

Pero las explicaciones sonaban muy técnicas e insuficientes en medio de la incertidumbre y crisis social que enfrenta Argentina, a lo que se sumó la permanente doble vara mediática y partidaria, ya que en la Ciudad de Buenos Aires, que es gobernada por Horacio Rodríguez Larreta, opositor al Gobierno nacional, la Dirección de Resiliencia existe desde 2017 sin haber generado ningún tipo de indignación.

Las burlas y críticas se replicaron a lo largo del lunes. Tanto, que por la noche la Jefatura de Gabinete explicó en un breve comunicado que la Subsecretaría de Resiliencia que había anunciado por la mañana, finalmente no entraría en funciones.

“Se ha decidido dejar sin efecto la creación de la Unidad Ejecutora Especial Temporaria Resiliencia Argentina (…) las funciones serán desempeñadas en el ámbito del Ministerio de Salud de la Nación”, señaló en una nueva marcha atrás del Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *