HONRAN A SUS HEROES CAIDOS…

Con un saludo de 21 cañonazos y un sobrevuelo en helicóptero la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos (USBP) honró a sus héroes caídos en cumplimiento de su deber, durante una emotiva ceremonia realizada en el Museo Nacional de la Border Patrol, ubicado en el Noreste de la ciudad.

Como cada año, los miembros de la corporación federal celebran su aniversario y aprovecharán la ocasión para honrar a aquellos hombres y mujeres que perdieron la vida mientras protegían a la nación.

La jefa de la Patrulla Fronteriza del Sector El Paso, Gloria I. Chávez, y el liderazgo del Sector estuvieron presentes para rendir homenaje y ofrecer inspiración y palabras de consuelo a los familiares de los agentes caídos.

En esta edición los agentes paseños Freddie Vázquez y Salvador Martínez estuvieron en la lista de bajas del año pasado, al igual que Edgar Acosta Feliciano, quien estaba adscrito a la estación de Deming, Nuevo México.

“A lo largo de los años hemos aprendido que es mejor trabajar juntos como un equipo en tiempos de desafíos como estas situaciones migratorias que ocurren en la frontera y que a veces se vuelven muy complicadas para los agentes que patrullan la frontera”, dijo Chávez.

La funcionaria federal realzó la relación entre los encargados de mantener las líneas del frente de la nación y las comunidades en las que trabajan.

“La agencia y los activistas de inmigración no siempre han estado de acuerdo, especialmente durante las oleadas de inmigrantes que se remontan a varias décadas”, puntualizó al destacar el compromiso que los distingue para proteger la frontera.

Durante la ceremonia conmemorativa se leyeron los nombres en voz alta de los 150 oficiales que han muerto en el cumplimiento del deber desde 1924, incluidos 15 que fallecieron en accidentes automovilísticos, enfermedades y otras causas durante el último año.

En el acto solemne la titular de la corporación resaltó la importancia de trabajar en equipo y no de manera aislada. “No podemos hacerlo todo. Necesitamos asociarnos ya sea a nivel federal, a nivel local e incluso con nuestras organizaciones sin fines de lucro”, enfatizó.

“Hoy estamos aquí para honrar la memoria de todos aquellos que murieron trágicamente al servicio de este país, es por eso por lo que estamos aquí, para recordarlos y honrar a sus familias”, indicó.

En su mensaje destacó la dedicación y sacrificios que enfrentan los oficiales, quienes necesitan de la preparación psicológica para actuar con coraje y compasión.

Enfatizó que el trabajo de los agentes es preservar “nuestras fronteras, patrullar y salvaguardar a nuestro país de cualquier entrada ilegal a los Estados Unidos”.

Durante el acto solemne, al que asistieron familiares y funcionarios de Gobierno, el juez del Condado de El Paso, Ricardo Samaniego, dijo sentirse orgulloso de la buena relación que existe entre el Condado y la corporación federal.

“Nunca habíamos visto este nivel de colaboración entre agencias, ya sea la Patrulla Fronteriza, el FBI, el Condado o la Ciudad. No es una coincidencia, pero gracias a esta colaboración tenemos una de las ciudades más seguras de Estados Unidos”, resaltó.

La ceremonia concluyó con la presentación de la última llamada transmitida a través del sistema de intercomunicación de un vehículo de la Patrulla Fronteriza y una melodía dedicada a los agentes caídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *