ÍNDICE DEL MIEDO, ¿CUÁL ES SU IMPORTANCIA EN LOS MERCADOS BURSÁTILES?

El VIX, o ‘índice del miedo’, cuyo nombre completo es Chicago Board Options Exchange Market Volatility Index, ha estado presente en los últimos tres meses en el mercado bursátil, con picos de crecimiento que ha puesto a temblar a más de uno.


El ‘indice del miedo’ se situó a principios de julio cerca de los 25 puntos, dentro de un rango de cero a 100, en el que a más cerca del puntaje máximo significa que el mercado está más volátil. Esos números representaron 10 puntos más respecto a un año anterior.

Al VIX se le relaciona con el miedo porque se le relaciona con las lógicas y dinámicas que siguen los inversionistas en la bolsa, entre mayor sea el índice es menor el riesgo en el mercado y viceversa.

La operación de Wall Street es compleja; sin embargo, el ‘índice del miedo’, junto con otros indicadores, sirve para mapear los niveles de volatilidad en el mercado bursátil.

En estos días, la principal preocupación la provocan los niveles de inflación, que podrían llegar de la mano con el estancamiento económico, además de los desempeños poco alentadores de algunas industrias que están bajo crisis.

“Esto explica el incremento a últimas fechas de este indicador, que trae consigo cambios importantes en las lógicas y dinámicas de inversionistas de capital de riesgo, principalmente que en contextos difíciles, deciden blindarse en vez de arriesgar”, explicó Guillermo Cruz, managing partner de Maquia Capital, proyecto que impulsa la bursatilidad de las empresas mexicanas para que coticen en la bolsa de Estados Unidos.

En semanas recientes, el promedio industrial de Down Jones ha tenido sus peores rendimientos desde marzo del año pasado, provocado, principalmente, por la inflación en Estados Unidos que rebasa el 9 por ciento, además de los incrementos en las tasas de inflación de la Reserva Federal.

Derivado de esto, el índice del miedo permite que se ubiquen los desafíos que enfrentan los mercados hoy en día. Y a pesar del panorama sombrío mundial, sus niveles están lejos de los registrados a principios de la pandemia o en la crisis financiera de 2008.

“En momentos así, las empresas en bolsa deben hacer todo lo posible por mostrar su solidez tanto financiera como administrativa a sus inversionistas, para que exista la certeza de que sobrevivirán a la crisis, o que incluso puede capitalizarla a su favor. El panorama es complejo, pero las crisis siempre ofrecen momentos de oportunidad de crecimiento”, comentó Jerónimo Peralta, managing partner de Maquia Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *