INDONESIA PROHÍBE LA EXPORTACIÓN DEL ACEITE MÁS CONSUMIDO DEL MUNDO

Los expertos advierten que el suministro mundial de aceite de cocina, de por sí reducido por el conflicto en Ucrania, podría verse afectado tras la prohibición de Indonesia sobre las exportaciones de aceite de palma, el más consumido a nivel mundial, y sus materias primas.

El anuncio del presidente del país, Joko Widodo, llegó este viernes en un intento de reducir la escasez a nivel nacional y contener el alza de los precios. “Seguiré monitoreando y evaluando la implementación de esta política para que la disponibilidad de aceite de cocina en el país sea abundante y a un precio asequible”, declaró el mandatario.

Indonesia, el principal productor mundial de aceite de palma, representa más de un tercio de las exportaciones mundiales de aceite vegetal y cuenta con China y la India, los países más populosos, como algunos de sus principales clientes, recoge Bloomberg.

En este contexto, el jefe de investigación de mercados de productos básicos agrícolas en Rabobank, Carlos Mera, señaló que el suministro de aceite comestible que se exporta a todo el mundo desde Indonesia es “imposible de reemplazar”. “Definitivamente es un gran golpe”, aseguró. 

Asimismo, tras el anuncio de la medida, que entrará en vigor el 28 de abril, los precios de los futuros de los aceites vegetales alternativos, como el de la soja, el segundo aceite vegetal más utilizado a nivel global, se dispararon a su nivel más alto en las bolsas estadounidenses. En paralelo, las adquisiciones de aceites de girasol, de oliva o de colza se limitaron en algunos supermercados del Reino Unido. 

Por otra parte, las alternativas al aceite de palma se vieron amenazadas por una serie de factores. Las cosechas de soja en América del Sur, su mayor productor mundial, fueron reducidas por la sequía, el mismo problema climático que afectó a la producción de canola en Canadá. Además, el conflicto entre Ucrania y Rusia dejó un impacto negativo en el transporte marítimo comercial del mar Negro, que posibilitaba el 76% de las exportaciones mundiales de aceite de girasol.

Los expertos señalan que los países en vía de desarrollo son los que más notarán los efectos de la decisión de Indonesia, ya que optan por las importaciones de aceite de palma por ser una alternativa más barata al aceite de soja, girasol y canola. “Estamos terriblemente conmocionados por esta decisión de Indonesia”, dijo Atul Chaturvedi, presidente de la Asociación de Extractores de Solventes de India y del grupo comercial de aceite comestible. “No esperábamos una prohibición como esta”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *