JUSTIN Y HAILEY BIEBER SON CAPTADOS MUY ENAMORADOS EN PLAYAS DE MÉXICO

Justin Bieber está en México desde hace unos días para cumplir con las fechas de su 𝘑𝘶𝘴𝘵𝘪𝘤𝘦 𝘛𝘰𝘶𝘳, sin embargo, no está solo, el ídolo pop ha estado acompañado de su esposa, la guapa Hailey Bieber.

Después de presentarse con éxito en la Ciudad de México y enloquecer a miles de beliebers, la pareja viajó a Cabo San Lucas para relajarse y disfrutar de las espectaculares playas de nuestro país.

Allí fueron captados en un muy romántico momento: abrazados a mitad del mar mientras paseaban en el lujoso yate Discovery.Las fotos obtenidas por paparazzi confirman que la pareja atraviesa por un momento de estabilidad tras enfrentar una crisis al inicio de su matrimonio.

El propio Justin Bieber reconoció hace unas días que después de su boda vivieron momentos complicados por sus falsas expectativas del matrimonio. El canadiense declaró públicamente que se equivocó por completo al pensar que su boda con Hailey, con quien se casó en un registro civil de Nueva York en septiembre de 2018, pondría fin a su tormento personal y le ayudaría a conducir su vida por un mejor camino.

“Al final todo es parte de un camino. Recuerdo que cuando me casé… Tuve una crisis emocional porque pensaba que el matrimonio lo iba a arreglar todo, y no lo hizo. Lo que sí hizo fue mostrarme frente al espejo y me di cuenta de que no era más que un hipócrita”, reconoció el artista de 28 años en conversación con la emisora Apple Music.

Sobre su fe y su espiritualidad, Justin señaló que siempre le ha ayudado a la hora de no ser demasiado duro consigo mismo y a entender que los cambios no pueden simplemente forzarse. “Te das cuenta de que quizás no eres esa versión perfecta de ti mismo que a veces te atribuyes. Te das cuenta de que no es necesariamente así, porque uno también es el resultado del trauma y de las circunstancias de la vida. Y obviamente eso me ha llevado a ser muy abierto en mi relación con Jesús y sobre la evolución de mi fe. Siento que me ha ayudado a no ser tan duro conmigo mismo, a aceptarme y a perdonarme, y a entender que tengo que ir mejorando día a día”, apuntó.

De hecho, Justin aplicó esta nueva filosofía en su última presentación en la CDMX, donde ofreció un concierto emotivo que dejó en evidencia que ha madurado y quedó en el pasado el niño problema que ocupaba titulares por sus peleas, sus escandalosas fiestas y actos ilegales.

Durante el show dio un mensaje de paz y agradeció a los mexicanos el cariño que siempre le han dado.

Después de pasar unos días en Cabo, el ídolo viajará a Zapopan, Jalisco, donde se despedirá del público mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *