LA GUERRA MERMARÁ EL CRECIMIENTO DE LA EUROZONA EN 2022 Y ELEVARÁ LA INFLACIÓN, ALERTA LA UNIÓN EUROPEA

La Comisión Europea recortó drásticamente este lunes su previsión de crecimiento económico para la eurozona este año, de 4,0% a 2,7%, al tiempo que elevó su expectativa de inflación a 6,1%, a raíz del impacto de la guerra en Ucrania.

En su última previsión, lanzada antes del inicio de las hostilidades en Ucrania, la Comisión había señalado la expectativa de un crecimiento robusto como parte del fuerte impulso de recuperación pospandemia.

Por eso, la Comisión señaló que este recorte “debe leerse en el contexto del impulso de crecimiento recogido por la economía en primavera y verano del año pasado”.

De esa forma, la Comisión puso de relieve el enorme impacto que la situación en Ucrania tendrá en el desempeño económico tanto para la zona de moneda común como para el conjunto de la Unión Europea (UE).

Para toda la UE (esto es, incluyendo los ocho países que no adoptaron el euro como moneda), la Comisión también había previsto en febrero un crecimiento de 4,0%, aunque ahora lo recortó a 2,7%, la misma cifra que para la eurozona.

Esta drástica reducción de las expectativas está en línea con la proyección lanzada a mediados de abril por el Fondo Monetario Internacional (FMI), de un crecimiento de la eurozona de 2,8% este año.

De acuerdo con la Comisión, el “principal golpe” al desempeño económico “proviene de los precios de las materias primas energéticas”.

Esas materias primas ya habían experimentado fuerte alza desde el último trimestre del año anterior, pero “la incertidumbre sobre las cadenas de suministro ha presionado los precios al alza, al tiempo que aumenta su volatilidad”.

Este cuadro se verifica “para los alimentos y otros bienes y servicios básicos, al tiempo que decline el poder adquisitivo de los hogares”.

Este diagnóstico se extiende la trayectoria de la inflación, que desde mediados del año pasado se ha convertido en un fuerte dolor de cabeza para la UE.

En las proyecciones que había divulgado a inicios de febrero, la UE había estimado una inflación de 3,5% para la UE este año, pero a raíz de la guerra elevó esa expectativa a un fuerte 6,1%.

Además, apuntó que se espera que la inflación alcance un tope de 6,9% en el segundo trimestre de este año, para declinar gradualmente a partir de punto y cerrar el próximo año en un nivel de 2,7%.

“No hay dudas de que la economía de la UE está atravesando un período de desafíos a raíz de la guerra”, apuntó en un comunicado el vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovskis, quien añadió que el principal factor negativo es “el alza en los precios de la energía”.

Por su parte, el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, señaló que la guerra en Ucrania tiene un impacto sobre “la recuperación económica de Europa”.

“La guerra ha llevado a una aumento en los precios de la energía y aumentó los problemas en las cadenas de suministro, por lo que ahora se prevé que la inflación se mantenga más alta por más tiempo”, expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *