MEXICANOS GANAN HASTA 600 DÓLARES AL MES POR VENDER SU PLASMA EN EU

La reciente reapertura a la compra de plasma de turistas o visitantes mexicanos en Estados Unidos representa una oportunidad de mejora en la economía de miles de familias que residen en la franja fronteriza.

El municipio de Nogales, considerado como una de las fronteras más importantes en Sonora, provee de una considerable cantidad de vendedores de plasma para compañías extranjeras como CSL Plasma, la cual cuenta con una sucursal en Nogales Plaza.

Hace una semana, el mercado transfronterizo sanguíneo se reactivó después de que una jueza federal de Washington desechó la prohibición para que mexicanos con visa de turista puedan vender su plasma.

Al abrirse las puertas de las garitas, ciudadanos nogalenses como Roberto Gómez y Claudia Contreras, han encontrado o reencontrado ese apoyo a la economía familiar, agregando hasta 600 dólares mensuales para solventar sus gastos a cambio de su materia orgánica.

Roberto, de 43 años y quien labora en una empresa de radio, comentó que apenas el 4 de octubre acudió por primera vez a vender su plasma, pero tras darse cuenta que, además de ganarse un dinero extra, su producto se utilizara para la elaboración de medicamentos, se convenció más de “entrarle” al negocio.

“He acudido una sola vez y me impresionó el filtro, que son muchos para que cumplas con las características para ser donante, son muy estrictos y parecidos en México para donar sangre, como ejemplo no ser adicto a drogas, no tener relaciones de riesgo y estar saludables, además te miden tus niveles como presión arterial y azúcar”, relató.

En julio de 2018, Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), emitió una prohibición para que los extranjeros con visa de turista pudieran entrar a territorio estadunidense con el fin de vender plasma, al considerar esta práctica “una violación a los términos de vida”.

Actualmente, los mexicanos con visa de turista B-1 y B-2 puedan cruzar a Estados Unidos para vender el componente sanguíneo.

Gómez añadió que, en su primer día, ganó cien dólares en efectivo (alrededor de dos mil pesos) por invertir una hora de su tiempo y donar alrededor de 900 mililitros de plasma.

Además de la promesa de que, si continúa vendiendo su plasma, en la segunda visita ganará otros cien dólares más un bono de diez y después de la tercera ocasión, entre 70 y 80 dólares.

Por promoción del mes de septiembre y para recuperar a su clientela fronteriza, CSL Plasma ofrece este pago a los vendedores de plasma durante un mes, cada persona podrá acudir dos veces por semana, si acumula las ocho visitas al mes, el mexicano ganaría poco mas de 600 dólares.

“Puedes ir dos veces por semana, en esta ocasión, por ser mi primera vez, fueron cien dólares, la siguiente vez te dan un bono de diez, para que sean 110 y si sigues yendo en el mes, dependiendo de algunas metas, hay unos pagos de 80 y otros de cien, si completas dos veces durante cuatro semanas, son cerca de 650”, dijo.

—¿Es un aliviane (sic) para la economía familiar?—
“Por supuesto, estamos hablando que, si lo multiplicamos al doble, son cerca de trece mil pesos, lo que gana un ingeniero junior en una empresa maquiladora”.

Beneficios colaterales
En el caso de Claudia, quien es trabajadora en una compañía de cable, el que haya reabierto la frontera para los vendedores de plasma, es recuperar esa entrada extra de dinero para sacar adelante a la familia.

Relató que en su trabajo gana entre cuatro a cinco mil pesos mensuales, por lo que añadir más de 600 dólares mensuales por vender su materia sanguínea, impacta en su economía.

Agregó que, además, el vender su plasma constantemente y para cumplir con los requisitos que exige la compañía extranjera, se ha visto obligada a cuidar más su salud y alimentación, así que lo ve como un doble beneficio en su vida: se cuida y gana dinero al mismo tiempo.

“Abrieron la frontera hace casi un año y no habíamos podido cruzar, así que representa un ingreso bastante importante en lo personal y para mi familia, así que se da esta reapertura y ahora sí que todos y se nota en las garitas, el tráfico que ya existe, antes estaban solas, no solamente es un buen ingreso, también genera derrama económica en los comercios de ambos Nogales”, comentó.

La compra de plasma por parte de farmacéuticas en Estados Unidos es para emplearlo en la fabricación de medicamentos contra la hemofilia, trastornos de coagulación y otros padecimientos.

Según una nota periodística del sitio web Pro-Publica, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FDA por sus siglas en inglés), tiene el registro de 805 centros de donación de plasma, de los cuales 43 están ubicados en la franja fronteriza con México.

El texto también dice que los centros ubicados cerca de la frontera entre ambos países registran un mayor número de frecuencia de donación, al contar personas que acuden 75 o más veces en un año.

Contreras afirma que el añadir más de 600 dólares mensuales a sus ingresos, resulta muy motivante por ser un ingreso libre de impuestos e insiste que, a cada persona, la alienta a cuidar más salud.

Ejemplificó que un empleado de maquiladora, compañías que en Nogales son las mayores generadoras de empleos directos, con más de 50 mil plazas fijas, gana entre cinco a ocho mil pesos mensuales si labora en la línea de producción, pero debe cumplir con un horario de 7:00 a 17:00 horas de lunes a viernes.

Muchos trabajadores de la maquila acuden a vender su plasma y ganan en ocasiones el doble de salario al mes, por invertir unas cuantas horas al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *