MUERTES VIALES EN TEXAS VAN EN AUMENTO

El aumento de muertes en Texas el año pasado refleja una tendencia mortal en todo el país. Se estima que 20 mil 160 personas murieron en accidentes automovilísticos en la primera mitad de 2021, un 18.4 por ciento más que en 2020, según el Departamento de Transporte de Texas (TxDOT).

En Texas, las muertes por accidentes de tráfico aumentaron un 15 por ciento entre 2020 y 2021.

Reconociendo que la seguridad vial es una responsabilidad compartida entre todos nosotros: el público, los ingenieros y las fuerzas del orden público, la comisionada de transporte, Laura Ryan, suplica a los texanos que hagan su parte.

“El comportamiento del conductor es una de las causas, pero también una de las soluciones más importantes”, dijo Ryan. 

“Esto no es culpa. Estos son hechos. Todos tenemos un papel. TxDOT puede hacer más y aceptamos esa responsabilidad. El público conductor puede hacer más”, añadió. 

Por ejemplo, en 2021, un total de mil 522 personas murieron por exceso de velocidad, y un total de mil 219 personas murieron por no llevar puesto el cinturón de seguridad. Estas fueron decisiones tomadas por personas que potencialmente podrían haber salvado 2 mil 741 vidas.

En el distrito de TxDOT El Paso, las cifras de muertes son las más altas que ha visto el distrito en 10 años con 113 en 2021 en comparación con 87 en 2020 y 76 en 2012. Los principales factores que contribuyen a los accidentes mortales siguen siendo los mismos en 2021 en comparación con 2012: velocidad, conducción distraída y alcohol o drogas.

En el Foro de Transporte de Texas anual de este año, el profesor de psicología de la Universidad de Texas, el Dr. Art Markman, les dijo a los líderes de TxDOT y a las partes interesadas en el transporte que las presiones de Covid se están sumando a resultados desastrosos en nuestras carreteras.

“Tenemos que recordarle a la gente que son parte de una comunidad”, dijo Markman. 

“Debemos de empezar a considerar a todos como parte de nuestra comunidad. Si no hacemos eso, habrá todo tipo de consecuencias negativas, y esas incluirán consecuencias negativas en el camino”, agregó.

Además de financiar campañas de seguridad vial y otorgar fondos a las fuerzas del orden público, TxDOT está trabajando con investigadores para implementar y estudiar nuevas características de diseño de carreteras que han demostrado salvar vidas. La agencia está utilizando datos de choques para identificar áreas donde los conductores son más propensos a accidentarse y se enfocará en mejorar esas zonas y compartir esos datos con el público. 

Con un mayor enfoque en la ingeniería, la aplicación y el papel crítico que juegan los conductores en la seguridad vial, los líderes, Ryan y TxDOT, creen que podemos terminar con la racha de muertes diarias en las carreteras de Texas.

“Pero no se equivoquen: este es un llamado urgente a la acción para todos los que estamos detrás del volante”, dijo Ryan. 

“Podemos hacerlo mejor. Deberíamos hacerlo mejor. Debemos hacerlo mejor, por nosotros mismos, nuestros seres queridos y nuestra comunidad más grande de compatriotas texanos. Ni una sola muerte en nuestras carreteras es aceptable. Acabemos con esta racha”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *