ANTE INFLACIÓN, BANXICO PODRÍA AUMENTAR 75 PUNTOS LA TASA DE REFERENCIA

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) planteó actuar con mayor contundencia para mitigar las presiones inflacionarias, por lo que puso sobre la mesa la posibilidad de incrementos de 75 puntos base en la tasa de interés objetivo, así lo reveló la última minuta correspondiente a la decisión del 12 de mayo.


Para los analistas, el tono de las minutas resultó más restrictivo que el comunicado, y eleva las posibilidades de aumento de tres cuartos de punto en la tasa, e incluso algunos elevaron su estimación de un ajuste de 50 puntos en la reunión del 23 de junio, a un incremento de 75 puntos, luego de revisar el contenido del documento, y esperan que al cierre de año la tasa supere el 9 por ciento.

De acuerdo con la última minuta de política monetaria, algunos integrantes del organismo concordaron que un incremento de 75 puntos base reafirmaría el compromiso constitucional que tiene el banco con el control de precios.

“Incrementar la tasa 75 puntos base sería un mensaje más fuerte del compromiso con el objetivo prioritario. Esta medida disiparía aún más cualquier duda sobre la autonomía y refrendaría la obligación moral con el segmento más vulnerable de la población”, señaló un miembro de la junta de gobierno, según las minutas.

Añadió que esto implicaría llegar a la zona neutral más rápido, pues dijo que, si bien se han acumulado 250 puntos base de incrementos, la tasa real ex-ante de corto plazo se sitúa en 1.7 por ciento; ligeramente por debajo del umbral inferior del rango estimado para la tasa neutral, de 1.8 por ciento.

Bajo esta óptica, detalló que sería necesario que la tasa de interés llegue por encima del 9 por ciento.

“Noto que si la expectativa de inflación a 12 meses es de 4.7 por ciento y el umbral superior del rango neutral se estima en 3.4 por ciento real, la tasa de referencia tendría que llegar a estar por encima del 8 por ciento y posiblemente llevarla a niveles por encima del 9 por ciento”, abundó.

Otro integrante de la junta de gobierno coincidió que un incremento de 75 puntos base es idóneo dado el contexto inflacionario actual.

“Consideró que la política monetaria se ha quedado “detrás de la curva” y que en la situación actual, un incremento de 50 puntos base resulta insuficiente para garantizar la convergencia de la inflación en el horizonte planeado. Asimismo, el rol fundamental de la política monetaria es actuar con determinación y oportunidad, para frenar la inercia inflacionaria y evitar futuros aumentos de tasa más severos, por lo que señaló que es momento de aumentar el ritmo de ajuste de la postura monetaria a 75 puntos base”, se lee en el documento.

“Dicha acción es congruente con el compromiso de realizar los ajustes necesarios para cumplir con el mandato prioritario”, agregó.

Destacó que, si bien la mayoría de analistas privados considera aumentos de 50 puntos base y sólo 3 vislumbraban un incremento de 75 puntos, “una sorpresa hacia el lado de la prudencia -con un alza mayor- no es necesariamente una mala noticia”, ya que dijo que esto mostraría a un banco central comprometido con su mandato.

En abril la inflación general llegó al 7.68 por ciento, el mayor registro en 21 años, por lo que la junta de gobierno se mostró preocupada e indicó que harán lo necesario para que el nivel de precios retorne hacia su objetivo de 3 por ciento hacia el primer trimestre de 2024.

Share this...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.