EVALUARÁN TRANSTORNOS EN ESTUDIANTES POR LA PANDEMIA

Morena en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa de ley que plantea la evaluación socioemocional y de posibles trastornos de los estudiantes derivados de la pandemia de covid-19, una vez que 31 estados del país regresaron a semáforo epidemiológico verde, excepto Querétaro, que se mantiene en amarillo.

La iniciativa, que fue turnada a la Comisión de Educación de San Lázaro, plantea modificaciones al artículo 59 de la Ley General de Educación para establecer la definición de lo que debe de entenderse por habilidades socioemocionales para la formación de niñas y niños.

“Derivado de la pandemia causada por el covid-19, la sociedad se tuvo que recluir para evitar el contagio. Sin embargo, este aislamiento generó estragos en la salud mental de muchas personas, especialmente la población estudiantil, lo que conlleva a que muchos educandos sufran trastornos, como ansiedad, depresión, crisis nerviosa, insomnio, entre otros”, se argumentó en la iniciativa.

El diputado José Guadalupe Ambrocio Gachuz, suscribió el proyecto para procurar la salud mental de estudiantes que regresan a las aulas, según lo permiten las condiciones de sanidad en el contexto de la pandemia.

“La salud socioemocional debe comprender el conjunto de conocimientos, actitudes y valores para manejar y expresar los aspectos sociales y emocionales de la vida, permitiendo la fácil adaptación y ejecución de las actividades cotidianas comprendiendo el autoconocimiento, autocontrol, empatía y la colaboración”, destaca el proyecto.

El diputado afirmó que contar con una definición legal de estas habilidades marcará la pauta para que las autoridades educativas implementen lineamientos pertinentes frente al problema de los trastornos mentales de los alumnos, lo cual es prioritario ante las nuevas condiciones generadas por la pandemia.

“Nuestros pequeños requieren urgentemente de la creación de políticas públicas enfocadas a atender su salud mental, así como también de acciones para que en su proceso de enseñanza-aprendizaje desarrollen su inteligencia emocional, para que estén en mejores condiciones de enfrentar situaciones adversas y los procesos de adaptación no mermen su salud mental ni física”, expresó.

Dijo que estas medidas conducirán a que las niñas, niños y toda la población estudiantil logre una mejor adaptabilidad en su regreso a clases y que este este entorno hace imperioso que se emprendan acciones para prevenir, detectar y atender los problemas de salud mental de los estudiantes.

Subrayó que la educación socioemocional es necesaria para que las y los alumnos propicien un ambiente armonioso y de respeto que dé lugar a actitudes y pautas de convivencia óptimas en la escuela y en la vida social de los educandos.

Recordó que en la última década el problema del abuso escolar, o bullying escolar, despertó gran preocupación de los actores involucrados en los procesos educativos, lo cual repercutió en la generación de diversas políticas para atender dicho problema.

En ese sentido, Ambrocio Gachuz apuntó que también es necesario poner atención a otros problemas de salud mental que tienen su origen en el aula, como son el estrés, la ansiedad y la depresión, “especialmente ahora con el problema de la pandemia, donde muchos de los educandos enfrentan un desfase o atraso en su aprendizaje, producto del aislamiento”.

Share this...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.