UN MILLÓN DE PERSONAS TRABAJAN SIN DERECHOS LABORALES EN LA INDUSTRIA DE LA MODA EN MÉXICO

Más de un millón de personas trabajan para la moda en México sin acceso a derechos laborales, denunció la ONG Acción Ciudadana Frente a la Pobreza al asegurar que “la precariedad laboral está de moda”.

“En la industria dedicada a la producción, distribución y venta de ropa, calzado y accesorios, la precariedad laboral está de moda. A 1.18 millones de trabajadores -de los que más de la mitad son mujeres- no le respetan sus derechos laborales”, expresó la organización en un comunicado.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza elaboró un estudio de la industria de la moda a partir de datos oficiales para mostrar la precariedad que prevalece en las estructuras laborales del país en el sector de la moda, “el cual propone a la sociedad paradigmas de prestigio y estatus social, pero lo contradice en las condiciones precarias de sus trabajadores”.

Según el documento, en la industria los salarios son insuficientes para mantener a una familia para dos tercios del personal y la mitad no tienen seguridad social.

De las personas dedicadas a esta industria, 629 mil personas trabajan en condiciones de subcontratación “abusiva” (conocida como “outsourcing”), “con patrón sustituto para evadir el cumplimiento de derechos laborales”.

Esto abunda, según los datos aportados por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, especialmente en los supermercados (85 por ciento del personal subcontratado). Además, casi seis de cada 10 personas en subcontratación son mujeres.

Asimismo, 389 mil personas trabajan sin salario (65 por ciento mujeres).

“La industria opera bajo una demanda ficticia que impone modas efímeras, lo que implica un uso más intensivo de recursos naturales, mayor contaminación por desperdicios y el abuso de mano de obra barata, violando derechos humanos elementales”, expuso la ONG.

El estudio de la organización concluye con un llamado a las empresas para dialogar con el objetivo de que se llegue a pagar un salario suficiente al menos para comprar dos canastas básicas (8 mil 100 pesos).

Además pidió al Gobierno que verifique que la subcontratación abusiva haya sido eliminada y a la población general que ejerza el poder del consumo en forma y “responsable en favor de productos limpios y de condiciones laborales justas”.

Por último, insistieron en la necesidad de que se incluya a más mujeres en la industria.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.