NIÑERA DE EU RECIBE CADENA PERPETUA POR MATAR A NIÑO DE 5 AÑOS QUE SE HABRÍA ORINADO

Una niñera de Nevada, Estados Unidos, que mató a golpes al niño que estaba cuidando porque supuestamente se orinó encima, ahora enfrenta a una vida tras las rejas.

Lauren Jeanette Courtney, de 23 años, acordó con los fiscales estadounidenses declararse culpable del asesinato de Ryan James Peralto, de cinco años.

La mujer de Nevada enfrenta la perspectiva de la cadena perpetua después de que el niño sufriera una hemorragia cerebral y una fractura de cráneo en 2021.

KLAS-TV, afiliada en Las Vegas de CBS, informó que Courtney se declarará culpable de un sólo cargo de asesinato en primer grado y podría obtener la libertad condicional después de 20 años tras las rejas.

Desde entonces, los cargos presentados en su contra se han reducido en número: inicialmente enfrentaba el cargo de asesinato junto con tres cargos de abuso o negligencia que causaron daños físicos o mentales sustanciales, cuatro cargos de abuso o negligencia infantil y un cargo de peligro infantil.

Antes de su declaración de culpabilidad, la fecha de su juicio había sido inicialmente fijada para el 17 de octubre.

Según los informes, el padre de Ryan, Kaiea Peralto, recibió una llamada de Courtney diciéndole que su hijo había vomitado sangre el 11 de marzo de 2021. Se cree que Kaiea y su esposa estaban en el trabajo mientras Courtney cuidaba a su hijo y a su hermana, pero tenía cámaras de vigilancia instaladas en su casa.

De acuerdo con el reporte, se vio a Courtney limpiando líquido del piso y llamando a Kaiea 10 minutos después. Para cuando Kaiea llegó a casa, encontró a su hijo inconsciente. Él mismo revisó las cintas y luego las entregó a las autoridades.

Una declaración de la policía a KLAS decía: “Los oficiales pudieron ver la videovigilancia en una aplicación desde el teléfono de Kaiea. “Los oficiales observaron a [Courtney] jalando a Ryan por un brazo a través de la puerta del baño. Lauren dice: ‘Sé que estás fingiendo’.

“Se observa a [Courtney] pateando a Ryan en la cara con el pie, golpeándolo en la cara y abofeteándolo en el pecho. Luego le quita la ropa interior a Ryan y lo arrastra a la ducha”.

Se cree que la golpiza que recibió duró dos minutos, dejando al niño con heridas en la cabeza y también “daños en el bazo, el hígado, el páncreas y los intestinos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *