PASA,,SIGUE SIN PASAR…

Las quejas contra la empresa Promotora Ambiental de la Laguna (PASA) aumentaron 50 por ciento el mes pasado, a comparación de inicios del año, ya que en enero se reportaron 643 y en mayo fueron 967, indican datos de la Dirección de Limpia.

Esto, a tres meses de que el Municipio termine el contrato con la compañía que se encarga de recolectar la basura domiciliaria.

El titular de la dependencia, Gibrán Solís, dijo que aunque el Municipio está constantemente requiriendo a la concesionaria que cuente con el número de unidades que se establecen en el contrato –91–, está operando con entre 72 y 86.

Indicó que en enero se registraron 643 quejas en 116 colonias; en febrero fueron 400 en 110 zonas; marzo, 527 en 163; en abril se presentaron mil 20 en 204 colonias y en mayo fueron 967 en 180 sectores.

Las colonias más afectadas en mayo son Praderas del Sol, Parajes de San Isidro, Rinconada de las Torres, Rincones de Salvárcar, Las Haciendas, Hacienda de las Torres Universidad, Horizontes del Sur, Los Ojitos, Senderos de San Isidro y UrbiVilla del Cedro. Agregó que aunque la cobertura de la recolección debe ser tres veces a la semana en las colonias de la ciudad, se ha visto que los camiones están pasando dos veces a la semana.

“Tenemos ya un muy bajo cumplimiento en las rutas de cobertura de tres servicios a la semana, traemos una cobertura más amplia de dos recolecciones por semana y en algunos casos una recolección por semana”, afirmó.

Dijo que esta situación ocurre por la falta de camiones, ya que actualmente están operando con entre 72 y 86.

“En algunos casos se han presentado descomposturas durante las mismas jornadas de trabajo y eso lo entendemos y lo sabemos porque los mismos vecinos que están conectados en los grupos de información nos hacen el favor de avisarnos que el camión está tirado”, explicó.

Anotó que a más presión de parte del Municipio con el proveedor para que se regularice la recolección, “se está generando un desgaste extraordinario en las unidades que ya están al término de su vida, prácticamente en todos los casos”, añadió Solís.

Indicó que de acuerdo con el contrato la empresa debe contar con 91 unidades para recolectar la basura.

Sin embargo, ya casi al final del convenio con el Municipio, el cual se firmó en el 2006 y vence el 4 de septiembre del 2023, hay mucha inconsistencia en las rutas por la descompostura de los camiones.

“Salen a trabajar y se quedan tirados a media jornada, esperan a que salga otro camión, esperan a que el camión termine el turno, dejan una ruta incompleta, que eso es mucho de las quejas que tuvimos en mayo”, mencionó.

Aseguró que ante esta situación la Dirección de Limpia no ha dejado de presionar a la empresa, “no hemos dejado de supervisar, seguimos dando las vueltas de revisión diarias, traemos a todas las cuadrillas atentas a la vigilancia de las rutas y lo seguiremos haciendo hasta el último día de la vigencia del contrato. Para nosotros sigue siendo prioridad que el servicio se regularice”.

Sobre las quejas de los ciudadanos, Solís dijo que el año inició con una tendencia al alza, y el mes más crítico fue abril con mil 20 reportes en 204 colonias, las cuales empezaron a atenderse con camiones que opera la propia Dirección de Limpia.

“Redoblamos esfuerzos e incrementamos la participación de los camiones públicos para atender algunas colonias y logramos alguna pequeña disminución en las colonias afectadas para el mes de mayo”, anotó.

Leave a Reply