‘PEGA’ ALTOS COSTOS DE LA GASOLINA

El impacto de los altos costos de la gasolina está repercutiendo en la economía y los analistas de la industria ven poco alivio en el horizonte.

Los minoristas y las empresas de camiones se encuentran en un estado de gran ansiedad por el empeoramiento de la escasez de diésel, que puede conducir a un racionamiento intermitente en algunos lugares.

A pesar del incremento histórico en el precio de la gasolina, miles de viajeros se preparan para salir a carretera durante el feriado ‘Memorial Day’ (Día de los Caídos), que se celebrará el próximo lunes 30 de mayo para visitar a sus seres queridos o acudir a un sitio vacacional.

Mientras que los precios en las gasolineras siguen batiendo récords, al rebasar los 4 dólares por galón, esto no parece que detendrá del todo a las familias en su afán por desestresarse un poco después del encierro ocasionado por la pandemia.

De acuerdo con la Asociación Americana de Automóviles (AAA) el promedio nacional de la gasolina Regular es de 4.71 dólares el galón. Sin embargo en lugares como Bahía de San Francisco, el precio rebasa los seis dólares.

En El Paso, el sábado el galón de gasolina Regular se vendía en promedio en 4.245 dólares, ayer bajó un poco el promedio a 4.236 dólares el galón.

Los precios de la gasolina en Estados Unidos subieron drásticamente a su nivel más alto desde 2008, ya que las sanciones mundiales paralizaron la capacidad de Rusia para exportar petróleo crudo tras su invasión a Ucrania.

Aunque a nivel local el galón se puede conseguir en $4.11, hay estaciones de servicios donde se ofrece a 4.49 la Regular.

De acuerdo a estimaciones de la AAA durante el fin de semana previo al feriado, a celebrarse el 30 de mayo, último lunes del mes, alrededor de 40 millones de estadounidenses viajarán por las diversas carreteras del país, lo que representaría 3 millones de viajeros más que el fin de semana festivo del 2021.

“Los expertos pronostican que los viajes aumentarán más de 8 por ciento con respecto al 2021 a pesar del alto costo de los precios de gasolina.

Ante los niveles altos en el precio del combustible los expertos recomiendan mantener en óptimas condiciones mecánicas el automóvil, no viajar con carga excesiva, utilizar el sistema de navegación y localización (GPS) y evitar piques de velocidad y frenadas bruscas.

El precio del combustible sigue superando hitos anteriores, ahora promediando más de $4.71 por galón en todo el país. Eso es un 50 por ciento más alto que el precio el año pasado en las mismas fechas; según AAA, los factores convergen para crear una escasez de suministro que no se había visto desde el período previo a la Gran Recesión en 2008.

Preocupaciones se apoderan de la industria de las aerolíneas a medida que el combustible para aviones se vuelve más escaso. Los fabricantes están luchando con el costo de los envases de plástico, que están hechos del mismo petróleo crudo que tiene una gran demanda. Incluso los navegantes están sopesando si deberían retrasar la puesta en el agua de sus embarcaciones, ahora que llenar sus tanques puede costar cientos de dólares más.

Los precios de la gasolina han surgido como una preocupación particular en medio de otras señales preocupantes sobre la economía nacional. Los temores de que el país pueda encaminarse hacia una recesión, avivados por los principales minoristas que informaron ganancias más bajas esta semana, ayudaron a empujar las ganancias del S&P 500 brevemente a un territorio de mercado bajista el viernes antes de un repunte al final del día.

Los precios de los alimentos, la vivienda y otras formas de energía también han aumentado constantemente, alimentando la inflación.

Si bien la guerra en Ucrania está jugando un papel importante y el mundo evita el petróleo ruso, no es el único desafío. La caída en la demanda de combustible durante la pandemia llevó a los productores a reducir sus inversiones en capacidad de perforación y refinación. El sector del petróleo y el gas ahora se encuentra mal equipado para satisfacer la demanda de una sociedad que vuelve a la carretera. El Gobierno federal ha agotado la mayoría de las herramientas limitadas que tiene para enfrentar los picos de precios, como la liberación de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo.

“La conclusión es que va a ser un verano caro”, dijo Michael Tran, director gerente de Estrategia Energética Global de RBC Capital Markets.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *