REALIZARON VIGILIA POR TRAGEDIA EN UVALDE

Con el apoyo del Condado de El Paso, el domingo por la noche se realizó a cabo una vigilia para los miembros de la familia en duelo y la comunidad de Uvalde, Texas, sacudida por la tragedia de un tiroteo escolar en la Robb Elementary que dejó a 19 niños y dos maestras muertas.

De esta manera, la región de El Paso se solidariza con una comunidad hispana de Texas que también ha sido víctima de la violencia con armas de fuego. El 3 de agosto se cumplen tres años del artero ataque a Walmart de Cielo Vista que dejó 23 heridos y 23 muertos.

“Me impresionó mucho la respuesta de la comunidad de Socorro, así como de las comunidades vecinas. La audiencia parecía abiertamente receptiva y agradecida por este evento tan oportuno y compasivo”, dijo el juez del Condado de El Paso, Ricardo Samaniego, uno de los principales motores detrás de la vigilia.

Agregó que fue un evento entrañable que brindó a todos la oportunidad de compartir colectivamente nuestras lágrimas y dolores con la intención de avanzar en paz.

En la vigilia hubo música y la presencia de algunos líderes religiosos que ofrendaron una visión bíblica para afrontar desde la perspectiva de la fe la pérdida de vidas inocentes.

Uno de los oradores congregados en el campo deportivo de los Bulldogs, en el 316 Bufford Road, fue el pastor Mike Grady, cuya hija fue herida de la tragedia del 3 de agosto aquí en El Paso. Michelle sufrió múltiples disparos que la han llevado a un sinfín de tratamientos y operaciones hasta el día de hoy.

En su alocución, Grady hizo un llamado a cada uno de los presentes para asumir su propio ámbito de responsabilidad de manera explícita y diligente para poner fin a estos abominables actos de violencia.

“Sabemos que la tragedia de Uvalde permeó todos los rincones del mundo… Es mi sincero deseo que de la misma manera que esta abominable noticia llegó a las personas de todo el mundo, sus oraciones, pensamientos y generosidad regresen en abundancia a la comunidad de Uvalde”, concluyó Samaniego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *