REFORMA ELECTORAL DE AMLO NO ES NUEVA: MUSSOLINI LA CREÓ HACE UN SIGLO, DICE MURAYAMA

La Reforma Electoral que propone el Presidente Andrés Manuel López Obrador ya provocó el rechazo por parte de los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello y Ciro Murayama, en especial en el tema de la desaparición de los plurinominales.


Para el Consejero presidente, Lorenzo Córdova, el sistema electoral actual funciona “muy bien” y para proponer una Reforma Electoral se debe partir de un diagnóstico serio.

“Nuestro sistema electoral funciona, y muy bien. Una reforma electoral debería partir de un diagnóstico serio, contar con un amplio consenso político y servir para mejorar nuestro sistema, no para retroceder”, publicó en sus redes sociales.

Pero el Consejero Ciro Murayama fue más explícito al mencionar que la idea de desaparecer a los plurinominales no es original. Se le ocurrió hace un siglo, en 1922, al dictador Benito Mussolini en Italia.

“Por cierto, la idea de desaparecer a los plurinominales no es original. Se le ocurrió hace un siglo, en 1922, a Mussolini en Italia. Con esa reforma asfixió la representación plural, sometió al Parlamento y afianzó su poder de autócrata. Murió la democracia, llegó el fascismo”, escribió en sus redes sociales.

El Consejero agregó que desaparecer los plurinominales favorece la sobrerrepresentación del partido que gana cada distrito.

“Generalmente se gana con el 35 o 40 por ciento de los votos. Sin pluris, el voto del 60 o 65 por ciento de los electores se quedaría sin representación. Es una fórmula para minar el pluralismo”, destacó Murayama.

Ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su Reforma Electoral incluirá eliminar a diputados y senadores de representación proporcional, llamados plurinominales, y reducir a la mitad el presupuesto para elecciones.

“Sí, es reducir, nada más que todavía estamos en eso, en el análisis, si quedan nada más legisladores electos. Se está viendo eso, pero de que va a haber una disminución, sin duda, y lo mismo en el caso del presupuesto a los partidos y en el funcionamiento del INE (Instituto Nacional Electoral)”, dijo en su conferencia matutina.

De prosperar, la iniciativa de López Obrador eliminaría 200 diputados de los 500 actuales y a 32 senadores de los actuales 128.

Los legisladores plurinominales se eligen por representación proporcional con base en los votos totales de los partidos, por lo que eliminarlos favorecería a las fuerzas oficialistas, en este caso al partido de López Obrador, Morena.

El mandatario reiteró el miércoles en su conferencia matutina que presentará la reforma electoral después del 10 de abril, cuando se hará la primera consulta de revocación de mandato, con la promesa de reducir el presupuesto del INE.

“Es el organismo electoral más caro del mundo y además sin confianza, necesitamos dejar establecido un órgano que haga valer la democracia en el país, que es fundamental, no regresar a los tiempos del fraude electoral”, sostuvo sin presentar datos que sustenten sus acusaciones.

Aunque el Presidente y su partido han ganado con ventaja las elecciones de 2018 y 2021, López Obrador justificó la reforma al citar el presunto fraude que él padeció en la contienda de 2006, cuando perdió ante Felipe Calderón (2006-2012).

También defendió su polémica propuesta, revelada el martes, de que los ciudadanos elijan con voto directo a los consejeros del INE y a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Sí, mi propuesta es de que se elija primero, que el pueblo elija a los jueces, que se propongan como candidatos a ser consejeros y a ser magistrados a gente con vocación democrática e inobjetable honestidad”, reafirmó.

La propuesta del mandatario también crearía un mecanismo para que los mexicanos en el extranjero puedan votar y propondría desaparecer los institutos estatales electorales para que todo se federalice en un solo organismo.

Aunque el TEPJF y el INE, antes Instituto Federal Electoral (IFE), surgieron en los 90 como órganos autónomos para quitar el control de las elecciones a los Gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), López Obrador ha cuestionado el papel de estas instituciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *