REFORMA ELECTORAL SERÁ DEBATIDA LA SEMANA ENTRANTE

Las comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, de la Reforma Política-Electoral, y de Gobernación y Población dieron a conocer el proyecto de dictamen de la Reforma Político-electoral que será sometido a discusión y votación en el Congreso de la Unión, donde se contemplan múltiples modificaciones legales.

Este proyecto de decreto contempla 62 iniciativas que modifican la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) y 73 a leyes secundarias, al respecto, Graciela Sánchez, presidenta de la Comisión de Reforma Política-Electoral, dijo que el proyecto fue elaborado por ella y Juan Ramiro, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales.

En el texto final se toma en cuenta el impacto presupuestal que tendría en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados y sostuvo que es un documento extenso de “casi mil cuartillas (935)”.

Al respecto, destacó que ninguna de las 135 reformas busca desaparecer y/o atentar con la autonomía del Instituto Nacional Electoral (INE) ni del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), sino que buscan mejorar el sistema político-electoral mexicano y dar certidumbre a las instituciones para un mejor entorno democrático.

“Las diferencias existen y son fundadas en la ideología y percepción de cada grupo parlamentario, lo que es enriquecedor por el pluralismo democrático que representa y el pluripartidismo que ha caracterizado el proceso de transición y alternancia política”

Cabe recordar que los principales puntos que promueve este paquete de modificaciones es reducir el presupuesto a partidos políticos y al INE; eliminar 200 curules en la Cámara de Diputados, 32 escaños en el Senado de la República, terminar con los legisladores plurinominales y, en su lugar, plantear un esquema de listados por partidos; así como la eliminación de los tribunales locales electorales y OPLEs.

Otro dato relevante de esta propuesta es que la ciudadanía pueda votar por los consejeros del INE y por los magistrados del TEPJF; además, plantea facilidades para que los mexicanos que residen en el extranjero puedan ejercer su voto de manera más sencilla, además de que se impulsa el voto electrónico y una regulación salarial para que los colaboradores de estos organismos no puedan ganar más que el presidente de México.

Sin embargo, la oposición parlamentaria ya dijo que este paquete de reformas no va a ser aprobado, por lo que se espera que esta iniciativa no obtenga la mayoría relativa (dos terceras partes del Pleno de la Cámara de Diputados) que necesita para pasar a su ratificación en el Senado de la República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *