SE PREPARA CONDADO PARA ATENDER AVALANCHA DE MIGRANTES

La decisión de postergar la vigencia del Título 42 –que permite expulsar a los extranjeros que ingresan al país para solicitar asilo político– permitirá al Condado de El Paso prepararse para atender la avalancha de migrantes una vez que llegue a su fin, afirmó el juez del Condado, Ricardo Samaniego.

Lo anterior luego de que el juez federal Robert Summerhays, del Tribunal del Distrito Oeste de Louisiana, descubriera que la administración de Biden no siguió los procedimientos correctos para poner fin al mandato que vencería mañana lunes 23 de mayo.

“El Paso todavía necesita prepararse”, dijo Samaniego, quien junto con el alcalde Oscar Leeser preparaba una estrategia para atender a los cientos de inmigrantes que cruzan a diario por esta zona fronteriza.

Semanas previas al bloqueo del levantamiento del Título 42, las autoridades locales en conjunto con la Oficina de Emergencia (OEM) habían estado trabajando con la Federación y el Estado para abordar la afluencia de migrantes a la región en espera del ‘día cero’.

“Retrasarlo sólo crea que más personas se acerquen a la frontera esperando que suceda, y ahora, tendremos que lidiar con los grandes números como los que estamos lidiando ahora”, agregó Samaniego.

Sin embargo reiteró que la demora permitirá prepararse y organizarse con el resto de las partes involucradas en dar asistencia a los migrantes.

Por lo pronto personal de la OEM obtuvo el apoyo de la congresista Verónica Escobar para investigar asistencia adicional y soluciones que están dentro de las estrictas pautas legales estatales y federales.

“Estamos extremadamente agradecidos con todos nuestros socios, incluidas las ONGs, el Condado, líderes estatales y federales que entienden el extraordinario impulso colaborativo necesario”, dijo el jefe de Bomberos, Mario D’Agostino.

Aunque algunos gobiernos y líderes de organizaciones pro derechos de los inmigrantes esperaban ansiosos la desaparición del tan sonado Título 42, implementado por el ex presidente Donald Trump al considerar un problema de salud pública la presencia de la pandemia, el veredicto los tomó por sorpresa.

El juez federal dictaminó tres días antes de la fecha límite que la administración Biden debe continuar negando y expulsando a los inmigrantes en la frontera por motivos de la controvertida ley en mención.

Emergencia en espera

Pero mientras el personal de la Ciudad y de OEM continúan monitoreando la situación de los flujos de migrantes y se preparan para responder en consecuencia, el juez Samaniego ahora analiza si sería correcto o no declarar una declaratoria de emergencia.

“Si el alcalde y yo hacemos la declaración y no va a ayudar con la financiación, entonces no tiene sentido que lo hagamos porque entonces la gente recogerá la narrativa de que estaba teniendo una situación de emergencia o desastre”, dijo Samaniego.

Explicó que la razón de esto es porque alguien de alto rango en Washington le informó que El Paso no podría obtener fondos adicionales de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias a través de las declaraciones de emergencia.

“Ya estábamos recibiendo una gran cantidad de recursos de un fondo de refugio de emergencia que tenían, eso es lo que estaban aprovechando”, dijo al apuntar que su postura será que no se apruebe esa declaratoria, misma que hará válida en la próxima sesión de comisionados, en el caso de que se agregue a la agenda.

No obstante, Samaniego dijo que El Paso aún podrá prepararse y obtener las instalaciones necesarias con los fondos actuales que se tienen.

Durante la junta de la Corte de Comisionados del Condado celebrada el pasado jueves, se dijo que El Paso necesita un centro de procesamiento, refugios y personas que trabajen en esas instalaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *