SOMETEN A EUTANASIA A UNA JOVEN SOBREVIVIENTE DE ATENTADOS DEL EI POR “PADECIMIENTOS PSIQUIÁTRICOS IRREVOCABLES”

Después de seis años de los atentados con bombas en el aeropuerto y el metro de Bruselas, Bélgica, reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico, que se cobraron 32 vidas, surge una nueva víctima, Shanti De Corte. Se trata de una ciudadana belga de 23 años, quién se encontraba en el lugar del primer ataque con otros estudiantes de su escuela para volar a Italia. La joven, que físicamente salió ilesa de la explosión, se sometió a una eutanasia el pasado 7 de mayo debido a “padecimientos psiquiátricos irrevocables” que sufría. Este sábado, Marielle, la madre de Shanti, reveló la historia de sufrimiento de la joven a VRT: “Ese día la rompió. Después de eso nunca se sintió segura”.

“Ese día la rompió. Después de eso nunca se sintió segura. Le quitaron el espíritu y toda su energía. En el verano de 2016 nos fuimos de viaje a Francia. Shanti nunca salió del hotel ni una sola vez. No quería ir a lugares donde había otras personas”, comentó Marielle.

Una joven con una enfermedad degenerativa grave pide la eutanasia en Colombia
Una joven con una enfermedad degenerativa grave pide la eutanasia en Colombia
Tras los ataques, ocurridos cuando la joven tenía 17 años, ella siguió sufriendo graves ataques de pánico y ansiedad. No logró superar la angustia e intentó suicidarse en dos ocasiones. Apoyada por miembros de su familia solicitó la eutanasia. “Ella siempre esperó poder ganar su batalla, pero no fue así. Después de un grave intento posterior de suicidio […] me preguntó por primera vez por qué necesitaba vivir. Le dije que no quería perderla, pero entendí su pedido”, recordó su mamá.

En 2016, la chica pudo visitar Roma con su familia. “Quería ver Roma con nosotros”, dijo su madre. “Era muy importante para ella. A ella realmente le encantó. Ella lo vivió de una manera tan intensa”, agregó.

Por su parte, la psicóloga del colegio de Shanti, que atendió a los alumnos afectados por el atentado, dijo al medio RTBF que la niña salió traumatizada del ataque, pues era extremadamente frágil. “Hay algunos estudiantes que reaccionan peor que otros a los eventos traumáticos. Y después de haberla entrevistado dos veces, les puedo decir que Shanti De Corte era una de esas estudiantes frágiles. Para mí, es claro que ya tenía serios problemas psicológicos antes del ataque. Así que la remití a psiquiatría”.

Un veterano que padece estrés postraumático alega que recibió una oferta de eutanasia por parte de la administración canadiense
Un veterano que padece estrés postraumático alega que recibió una oferta de eutanasia por parte de la administración canadiense
RTBF informa que, en el perfil de la red social Facebook (perteneciente a la compañía Meta, calificada en Rusia como organización extremista) de Shanti De Corte, la joven escribió varias veces sobre su medicación. “Tomo varios medicamentos para el desayuno. Y hasta 11 antidepresivos al día. No podría vivir sin ellos”. “Con todas las drogas que estoy tomando, me siento como un fantasma que ya no siente nada. Tal vez había otras soluciones además de las drogas”.

¿Otra solución?

Un proyecto terapéutico en Ostende, Bélgica, liderado por Myriam Vermandel, también víctima de los atentados de Bruselas, ofreció atención médica y terapéutica especializada a la joven, quien ya había hecho varias solicitudes infructuosas de eutanasia por “padecimiento mental inalterable”. Contra todo pronóstico, el psiquiatra de Shanti De Corte declinó la invitación alegando que la chica “no estaba interesada en su propuesta”.

Shanti presentó en abril una nueva solicitud de eutanasia por “padecimientos psiquiátricos irrevocables”, apoyada esta vez por una asociación que defiende el derecho a morir con dignidad. En esta ocasión, dos psiquiatras accedieron a su petición, tal y como exige la ley en Bélgica, donde este procedimiento es legal. La Comisión Federal para el Control y Evaluación de la Eutanasia afirma que se respetó la ley y que la “joven estaba en tal sufrimiento psíquico que lógicamente se aceptó su pedido”. Por otra parte, el neurólogo del Brugman Paul Deltenre sostiene que “no había nada que perder aceptando la oferta de atención propuesta por el equipo terapéutico de Ostende”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *