TEXAS ENVIARÁ VEHÍCULOS MILITARES AL SUR DEL ESTADO PARA CONTROLAR LA FRONTERA CON MÉXICO

Las autoridades de Texas confirmaron este lunes que desplegarán vehículos blindados en la frontera con México, además de aumentar los vuelos de aeronaves y aumentar la seguridad, para controlar la inmigración ilegal en ese estado.

La orden, emitida el pasado jueves por el Departamento Militar de Texas, señaló que la Guardia Nacional pronto desplegará 10 vehículos blindados de transporte de personal M113 en la frontera con México, Informó Texas Tribune.

De acuerdo con la orden, los vehículo blindados estarán ubicadas en varias posiciones a lo largo de la frontera que tiene Texas con México y alrededor de 50 soldados serán capacitados para operarlos.

“La Guardia Nacional de Texas está tomando medidas sin precedentes para salvaguardar nuestra frontera y para repeler y hacer retroceder a los inmigrantes que intentan cruzar la frontera ilegalmente”, dijo el Departamento Militar de Texas en un comunicado.

Además de los vehículos blindados, las autoridades en Texas aumentarán los “vuelos de aeronaves y los esfuerzos de seguridad” en la frontera.

“Estas acciones son parte de una estrategia más amplia para usar todas las herramientas disponibles para luchar contra el nivel récord de inmigración ilegal”, agregó el Departamento Militar de Texas.

Los M113 están diseñados para transportar tropas de infantería en el campo de batalla. Estos vehículos blindados pueden equiparse con cañones grandes como los de un tanque o con ametralladoras, lanzagranadas y misiles antitanques. Las autoridades del estado no han determinado si los vehículos vendrán con armas pesadas.

Los M113 son a prueba de balas y pueden soportar pequeñas explosiones. En las ciudades a veces este tipo de vehículo que vienen equipados con ruedas más ligeras para transportar equipos especiales de la policía, como los SWAT en EEUU.

Conocidos como los taxis de los campos de batalla, los M113 son confundidos con tanques porque no tienen ruedas sino tracción de orugas, estas le permiten al vehículo atravesar todo tipo caminos.

Estados Unidos ha enviado unos 200 de estos vehículos militares a Ucrania para ayudar a sus fuerzas a luchar contra la invasión rusa.

El pasado 15 de noviembre, el gobernador Greg Abbott invocó las cláusulas de invasión en las constituciones de Estados Unidos y de Texas para tomar “medidas sin precedentes en defensa de nuestro estado contra una invasión” de inmigrantes.

Estas medidas anunciadas por el gobernador de Texas incluyen el desplazamiento de soldados de la Guardia Nacional de Texas, según él, para “proteger” la frontera, “repeler y expulsar a los inmigrantes que tratan de cruzar la frontera ilegalmente”.

Desde marzo de 2021, el gobernador ha movilizado a decenas de miles de miembros de la Guardia Nacional de Texas para la operación Lone Star de apoyo a las autoridades de inmigración en la frontera de ese estado con México.

El pasado 17 de noviembre, Human Rights Watch le pidió al Gobierno del presidente Joe Biden cesar de inmediato todo apoyo operativo y financiero a la “militarización” de la frontera que emprendió Abbott.

La organización recordó que la oficina del gobernador republicano y muchas de las agencias, condados y alguaciles involucrados en esa iniciativa reciben regularmente fondos federales a través de una variedad de programas, muchos de los cuales son anteriores al lanzamiento de Lone Star en 2021.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) ha informado que en todo el período fiscal 2022 efectuó en todo el país más de 2,7 millones de detenciones de migrantes indocumentados, de las cuales cerca de 1,4 millones ocurrieron en Texas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *