LA NASA DESARROLLARÁ UN MOTOR NUCLEAR PARA IMPULSAR MISIONES TRIPULADAS A MARTE

La NASA y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés), el organismo estadounidense responsable del desarrollo de nuevas tecnologías para el uso militar, anunciaron este martes que se asociarán para desarrollar y poner a prueba un motor térmico nuclear para cohetes espaciales, capaz de impulsar futuras misiones tripuladas a Marte.


“La NASA trabajará con nuestro socio a largo plazo, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa, para desarrollar y demostrar tecnología avanzada de propulsión térmica nuclear a partir de 2027”, explicó el administrador de la NASA, Bill Nelson, al referirse en un comunicado al programa DRACO (Demonstration Rocket for Agile Cislunar Operations).

“Con la ayuda de esta nueva tecnología, los astronautas podrían viajar hacia y desde el espacio profundo más rápido que nunca, una capacidad importante para prepararse para misiones tripuladas a Marte”, agregó el funcionario.

De acuerdo a la agencia espacial, el uso de un cohete térmico nuclear permitirá desplazamientos más rápidos y, con ello, reducir el riesgo para los astronautas. “La reducción del tiempo de tránsito es un componente clave para las misiones humanas a Marte, ya que los viajes más largos requieren más suministros y sistemas más robustos. El desarrollo de una tecnología de transporte más rápida y eficiente ayudará a la NASA a cumplir sus objetivos, de la Luna a Marte”, explicó la NASA.

Según el acuerdo, la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial de la NASA liderará el desarrollo técnico del nuevo motor, que se integrará con una nave espacial experimental de DARPA. Por su parte, esta última actuará como el órgano de contratación para el desarrollo de todo el proceso, incluyendo el reactor.

Las últimas pruebas de motores de ese tipo por parte de EE.UU. se realizaron hace más de 50 años, en el marco de los proyectos NERVA (Nuclear Engine for Rocket Vehicle Application) y Rover, de la NASA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *