REFORMA ELECTORAL NO SE VA A PODER POR AHORA: AMLO; VA PLAN B PARA LOS RECORTES A INE

El Presidente de México reconoció este jueves que la Reforma Electoral no se podrá llevar a cabo, sin embargo, reiteró que presentará una Ley “que sin infringir la Constitución” permita lograr ahorros para que no sea tan costoso organizar las elecciones y que se prohíba la compra del voto.

“Qué bien que ya no se va a poder, por ahora, llevar a cabo la reforma constitucional, pero sí se va a presentar una reforma legal”, dijo el mandatario federal durante su conferencia de prensa matutina realizada en Palacio Nacional.

El día de ayer, las Comisiones Unidas de Gobernación, Puntos Constitucionales y Reforma Político Electoral de la Cámara de Diputados presentaron el dictamen de la Reforma Electoral promovida por el Presidente López Obrador, no obstante, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) adelantó que no apoyará la iniciativa.

La decisión del partido liderado por Alejandro Moreno Cárdenas resulta un escenario más complicado para Morena, ya que requiere de las dos terceras partes de los votos, con los cuales no cuenta con todo y sus aliados, para aprobar la reforma constitucional.

“Ya está tomada la decisión, ellos no quieren aprobar la reforma. ¿Qué es lo que no quieren? Lo voy a repetir: que se reduzca el presupuesto, que en vez de 500 diputados haya 300 para que no existan los llamados diputados plurinominales y que sean elegidos por el pueblo, que los magistrados los elija el pueblo y nos los partidos, no aceptan que ya no ganen tanto los funcionarios del INE, que se ahorre”, criticó el Presidente.

“Entonces, como no lo aceptan, vamos a presentar una Ley que sin infringir lo que establece la Constitución nos permita de todas maneras lograr ahorros para que no sea tan costo como lo es el organizar las elecciones y que en esa Ley se prohíba, de manera determinante, la compra del voto. Esas son las dos cosas que van en la Ley”, añadió.

El Jefe del Ejecutivo federal afirmó que la oposición engañó con se quería destruir al Instituto Nacional Electoral (INE), lo cual calificó como “una mentira” de grandes proporciones y mencionó que a quienes les debería dar vergüenza es a quienes creyeron dicho engaño.

Además, señaló que quienes marcharon el pasado 13 de noviembre en calles de la Ciudad de México para defender al INE y la democracia, así como a quienes creyeron que con la Reforma Electoral se iba a desaparecer al organismo, deberían de leer la iniciativa y tener el valor civil para decir “me engañaron, me equivoqué”.

¡Al ritmo de ‘La cucaracha’! Así fue la visita de la reina Isabel II a México

“Engañaron a muchos que queríamos destruir al INE […] Entonces, los engañados, muchos con buen nivel académico, nada más por honestidad y orgullo, deberían de leer la reforma y tener el valor civil para decir ‘me engañaron, me equivoqué’, ‘me cae mal el Presidente que ya creo en cualquier mentira’, ‘no oigo, no veo, no razono, estoy dominado por la razón por no decir por el odio’”, expresó.

Asimismo, el Presidente consideró que la oposición no está de acuerdo con la Reforma Electoral porque tiene muchos intereses y piensa que si se quedan con el INE como está va a poder contar con un instrumento para el fraude. “Están completamente equivocados, la gente ya no acepta el fraude y el dinero, porque la reforma a la Constitución que nosotros propusimos es disminuir el dinero que se entrega a los partidos, todo eso lo cuidaron, y es comprensible que esta élite corrupta defienda el fraude electoral”, agregó.

¿QUÉ PROPONE LA REFORMA ELECTORAL DE AMLO?

La propuesta de reforma a la Constitución en materia electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador pretende sustituir al Instituto Nacional Electoral (INE) por el Instituto Nacional de Elecciones y Consulta (INEC), que reduce de 11 a siete el número de los consejeros que serán electos por voto popular. El proyecto también elimina a los diputados plurinominales y reduce el financiamiento público sólo al periodo de campañas.

Con el propósito de erradicar los fraudes electorales y de fortalecer la democracia, así como de ahorrar 24 mil millones de pesos, la iniciativa de reforma electoral que el Ejecutivo enviará a la Cámara de Diputados reduce de 500 a 300 los diputados federales y de 128 a 96 los senadores, incorpora a la Constitución el voto electrónico, y deja fuera de los tiempos en radio y televisión a los organismos electorales.

La iniciativa presidencial, que quiere reformar 18 artículos de la Constitución y siete artículos transitorios, propone desaparecer los 32 Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs), creados en la reforma de 2014, para “acabar con duplicidades”, y también reduce el número de legisladores locales y regidores en los municipios.

Los congresos locales tendrían ahora un mínimo de 15 y un máximo de 45 integrantes, mientras que los regidores de los ayuntamientos también decrecerían.

A diferencia del INE, que tiene 11 consejeros elegidos en consenso por el Congreso, el nuevo instituto electoral estaría conformado por siete integrantes que deben elegirse por voto popular entre una lista de 60 candidatos presentados por los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

La reforma fue elaborada por Pablo Gómez y Horacio Duarte, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y el director de Aduanas, respectivamente, especialistas en la materia y ambos diputados federales que han sido cercanos a López Obrador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *